Zapatos Nike generan polémica en Tokio 2020

Zapatos Nike generan polémica en Tokio 2020

El atleta plusmarquista noruego Kartsen Warholm fue especialmente crítico por el uso de estos calzados para competir

Las tecnologías que Nike va implementando con el paso del tiempo pueden proporcionar ventajas que podrían tornarse polémicas. Durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la prestigiosa marca deportiva estadounidense sufrió importantes quejas.

El atleta noruego Kartsen Warholm, denunció la superioridad deportiva de su rival estadounidense Rai Benjamin por el uso del calzado Nike ZoomX Dragonfly, durante la disciplina de carrera de vallas.

La tecnología que emplean los Nike Zoom Fly, resultarían una adaptación usada por el keniata Eliud Kipchoge, que utilizó para correr por primera vez un maratón en menos de dos horas y que a su compatriota Brigid Kosgei le hizo posible romper el récord mundial de maratón femenino en Viena, Austria, en octubre de 2019.

A pesar de que Warholm ha trabajado para Puma y el Mercedes F1 Team para diseñar sus propios ‘spikes’ (zapatos con clavos) con los que consiguió el oro en los 400 metros con vallas, no toleró que Benjamin usara los Nike ZoomX Dragonfly para la carrera, la cual fue considerada como “la mejor en la historia olímpica”, debido a que ambos atletas rompieron récords mundiales en esta presentación.

Ante esto, Warholm afirmó que Benjamin “tenía cosas en sus zapatos, que detesto, que le permitían correr en el aire”, en referencia a los Nike Dragonfly con la tecnología Zoom, los cuales son prohibidos por la World Athletics.

Una tecnología para ganadores

Este calzado alcanzó fama por estar entre los más rápidos del mundo, con una espuma Pebax especial integrada en la espiga de velocidad y su desempeño extra en atletas, como Mo Farah, Letesenbet Giday, Joshua Cheptegei y Sifan Hassan, se han visto beneficiado por estas especificaciones.

No obstante, los zapatos de Washolm incluyen una placa superior de carbono en la suela y solo pesan 135 gramos, pero el medallista noruego expresó que no son los mismos que los de Nike.

Agregó que si bien se encuentra a favor de la tecnología para crear un mejor calzado para correr, dice que debe mantenerse “a un nivel en el que los corredores puedan comparar los resultados, porque eso es importante”, lo que implica que los resultados de Benjamin fueron incomparables debido a sus pasos con los Nike DragonFly.

“No veo por qué debería poner algo debajo de un zapato de carreras. A media distancia puedo entenderlo por la amortiguación. Si quieres acolchado, puedes poner un colchón ahí. Pero si pones un trampolín, creo que es una mierda, y creo que le quita credibilidad a nuestro deporte”, sentenció Warholm.

Con información de: Forbes México / Foto: Nike

Redactor Venepress
venepress.com
Públicado: viernes, 06/08/2021 - 05:31 PM
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *