Voracidad tributaria

Voracidad tributaria

El chavismo busca cubrir huecos fiscales consecuencias de la quiebra de Pdvsa, al mismo tiempo va contra la descentralización

Manuel Rojas Pérez

Voracidad tributaria. Eso es la nueva decisión arbitraria de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia  (TSJ) que deja sin potestades tributarias a los estados y municipios.

En efecto, mediante decisión número 78, del 7 de julio de 2020, la mencionada instancia suspendió por noventa días la aplicación de “cualquier instrumento normativo dictado por los concejos municipales y consejos legislativos de los estados que establezcan algún tipo de tasa o contribución de naturaleza tributaria, así como cualquier decreto o acto administrativo de efectos generales dictado con la misma finalidad, por los alcaldes o gobernadores”.

PARA ENTENDERNOS – La Constitución y la Ley consagra la autonomía financiera y presupuestaria de los estados y municipios para que estos puedan recaudar impuestos, tasas y contribuciones especiales y con ello, tener un Tesoro Estadal y/o Municipal propio, independiente del Tesoro Nacional, y con ello no tener que depender del Ejecutivo Nacional para poder implementar las diversas políticas públicas en beneficio de sus ciudadanos.

Voracidad tributaria, más centralización

Así, según la teoría constitucional, los estados y municipios, recaudan sus propios ingresos para, por ejemplo, crear o mantener los servicios de salud o de policía de los estados y municipios, sin que tengan que depender que desde Miraflores les envíen los recursos para ejecutar esas políticas.

Este es una de las principales bases de la descentralización, la autonomía financiera. Con ello, se elimina la dependencia del poder central y la idea de que solo el Poder Nacional es el único que puede resolver los problemas de los ciudadanos.

Más problemas para los ciudadanos

Cuando la Sala Constitucional suspende la potestad de que entidades estadales o municipales recauden sus propios ingresos, está atacando directamente a la descentralización, que es uno de los elementos fundamentales de la organización del Estado venezolano consagrado en la Constitución.

Pero, además, le resta al ciudadano la posibilidad que sus problemas sean resueltos más rápidamente. Dos ejemplos: los habitantes del estado Anzoátegui se ven hoy afectados porque el Gobernador con esta absurda sentencia, tiene más difícil dotar los hospitales del Estado, ya que no tiene como recaudar recursos para ello. O los vecinos de Anaco, en el mismo estado Anzoátegui, podrían ver mermados los servicios de salud municipal que les brinda la alcaldía.

Motivada por ordenanza ilegal del municipio Chacao

La sentencia, por cierto, fue dictada en el marco de una solicitud de anular una ordenanza del municipio Chacao -claramente ilegal- que establece la posibilidad de que el municipio establezca su propia unidad tributaria.

Por una ordenanza ilegal, o porque en algunos municipios haya abusos por parte de sus funcionarios en el cobro de impuestos municipales, no se puede derrumbar todo una ordenación Estatal tan fundamental como es la descentralización.

Esta sentencia, a nuestro entender, busca eliminar la descentralización, pero fundamentalmente, buscar dinero de donde sea, saciar su voracidad tributaria. Al haber quebrado Pdvsa el régimen decidió meterle la mano en el bolsillo al ciudadano.

Manuel Rojas
Abogado constitucionalista
Públicado: sábado, 11/07/2020 - 11:46 AM
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *