Vargas Llosa espera que la victoria de Petro sea «un accidente enmendable»

La información fue revelada por fuentes vinculadas a la empresa

El gobierno de Estados Unidos extenderá por un año la licencia que permite al gobierno interino encabezado por el líder opositor venezolano Juan Guaidó mantener el control de las operaciones de la empresa Monómeros Colombo Venezolanos, según reseñó VOA.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) ha emitido licencias desde 2019 para proteger esos activos de Venezuela en el extranjero y mantenerlos bajo la gestión del gobierno interino de Guaidó, a quien Washington reconoce como presidente encargado de Venezuela por considerar que Nicolás Maduro usurpa ese cargo.

La gerencia general de Monómeros recibió el jueves pasado una comunicación oficial de funcionarios del gobierno de EE.UU para notificarle que la OFAC ha decidido extender la licencia de protección de sus activos bajo la guía del interinato de Guaidó hasta el 30 de junio de 2023, según pudo conocer la Voz de América por fuentes vinculadas a la empresa y con base en una comunicación oficial con voceros del gobierno estadounidense.

La oficina del embajador estadounidense ante Venezuela, James Story, quien ejerce sus responsabilidades en Bogotá desde 2019, prefirió no comentar las informaciones referidas a la renovación de esa licencia a solicitud de la VOA.

Miembros de la oposición venezolana revelaron este mes que la OFAC solicitó al gobierno interino de Guaidó la reestructuración de Monómeros, que abarca el 46% del mercado de fertilizantes de Colombia, para renovar una licencia que desde 2019 le ha permitido a la empresa agroquímica operar.

Acuerdo político sobre activos

Esta semana la comisión encargada de la Asamblea Nacional de 2015, que Washington reconoce como la representación del Parlamento legítimo de Venezuela, aprobó un acuerdo para revisar y actualizar todas las juntas administradoras ad hoc y directivas de las empresas del Estado venezolano, así como sus filiales, como parte de un proceso de evaluación de los activos “recuperados” en el extranjero.

Esas decisiones de los diputados opositores que representan al Parlamento de 2015 incluyeron la creación de un Consejo Nacional de Protección de Activos y la promesa de escoger una empresa consultora especializada en el tema.

Los acuerdos de la oposición tomaron en cuenta las consideraciones del procurador especial del gobierno interino, Enrique Sánchez Falcón. Se conoció que el Consejo Nacional de Protección de Activos estará adscrito al despacho de Guaidó, aunque “sin perjuicio de la autonomía del Banco Central” del país.

La idea, según la oposición, es garantizar que haya una administración “técnica, eficiente y transparente” según estándares internacionales de empresas como Monómeros y Citgo.

Con información de VOA

Deja una respuesta