Un nuevo estudio detecta que la COVID larga también afecta a niños

Los investigadores hallaron un aumento del riesgo de sufrir cuatro síntomas y ocho condiciones entre 31 días

Un nuevo estudio publicado este jueves por los Centros de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) detectó que la COVID larga, es decir, síntomas que permanecen pasadas cuatro semanas desde la infección, también afecta a los niños y adolescentes.

Según informaron los CDC, las condiciones médicas asociadas a la COVID larga detectadas en menores de edad son coágulos de sangre, problemas de corazón, insuficiencia renal y diabetes tipo 1, todos ellos poco habituales o raros en pacientes pediátricos antes de la pandemia de COVID-19.

Como medida fundamental para evitar el contagio de COVID-19 y por tanto estos efectos a largo plazo, los CDC insistieron en la necesidad de que todos los niños mayores de 6 meses -la edad mínima para recibir la vacuna- se inmunicen.

Las condiciones asociadas a la COVID larga ocurren por lo menos cuatro semanas después de la infección por coronavirus, el virus que causa la enfermedad.

Los investigadores hallaron un aumento del riesgo de sufrir cuatro síntomas y ocho condiciones entre 31 días y un año después de que los pacientes se hubiesen infectado por coronavirus.

EFE

Deja una respuesta