¿Suecia o Nueva York, quien maneja mejor la pandemia?

¿Tener los establecimientos abiertos o no?, modelos distintos por el virus chino

Suecia se posiciona por encima de Nueva York, Estados Unidos (EE.UU) en cuanto a «aplanar la curva» de la pandemia de la COVID-19; pero, según información del New York Times, este hecho va más allá de un «bloqueo económico».

En el mismo, se opone que el término de la curva fue originalmente el propósito de limitantes, en la medida de una base científica; pues, esta una idea temporal diseñada «para ayudar a los hospitales a evitar ser abrumados por pacientes enfermos».

Lea también –  Crisis por coronavirus podría empeorar, según la OMS

¿Entonces era mejor no bloquear los accesos, no crear límites?

Es así, cuando el doctor Robert Katz, director del Centro de Investigaciones de Prevención de Yale – Griffin, observó que al aplanar la curva «no se previenen las muertes, simplemente cambian las fechas»; sin embargo, un bloqueo temporal (a la economía) podría evitar que todos se enfermen a la vez.

Asimismo, sostuvo que si aplanar la curva era el objetivo principal de los formuladores de políticas, Suecia fue un éxito, mientras que Nueva York no, a pesar de los cierres generalizados y la estricta aplicación de las normas de distanciamiento social.

Modelo de Suecia por encima de EE.UU en cuanto a COVID-19

Tampoco son necesarios los extremos, el modelo sueco ha ido en buena línea, puesto que su enfoque se basó en la responsabilidad individual en lugar de la coerción gubernamental para mantener el distanciamiento social.

Ante esto, es importante añadir que el país europeo contiene un número de decesos sustancialmente alto de 10 millones, más alta que la de vecinos como Finlandia, Noruega y Dinamarca, y también es mucho más baja que Bélgica, Reino Unido, Italia y España.

De este modo Suecia decidió no seguir con el bloqueo económico, dado a la poca evidencia científica de su logro, más bien, se fiaron en las consecuencias como el desempleo masivo, recesión, disturbios sociales y daños psicológicos.

Nueva York muestra como el Empire State ha sufrido mucho peor la COVID-19

Here’s the good news: You can shut down businesses or keep them open. Close schools or stay in session. Wear masks or not. The virus will make its way through in either case, and if we protect the elderly then deaths will be spared. pic.twitter.com/AVg0Vu8aH2

— Yinon Weiss (@yinonw) July 13, 2020

Desde otra perspectiva, la razón por la que Nueva York falló y Suecia tuvo éxito probablemente tiene poco que ver con el hecho de que los bares y restaurantes estaban abiertos en Suecia. O que las escuelas de Nueva York estaban cerradas mientras que las de Suecia estaban abiertas.

Probablemente, la diferencia no esté relacionada con los bloqueos en absoluto sino con el hecho de que la ciudad de las luces no ha podido proteger a las poblaciones más expuestas: los ancianos y los enfermos.

Ver más – Nueva York registró primer día sin muertos por COVID-19

Anders Tegnell, principal experto en enfermedades infecciosas de Suecia

«Una de las líneas de fondo es que no sabemos cuánto tiempo se pueden mantener las medidas de distanciamiento social y los bloqueos sin mayores consecuencias para la economía, la sociedad y la salud mental»

Anders Tegnell, principal experto en enfermedades infecciosas de Suecia

Suecia como “cuento precautorio”

Es importante añadir que, Tegnell y los líderes suecos han mantenido su enfoque de ‘toque más ligero’, aunque hay un reconocimiento de que ellos también podrían haber protegido de manera más efectiva a las poblaciones en riesgo.

A su vez, si Suecia y algunos valores atípicos similares, sería mucho más fácil para los planificadores centrales decir: Claro, los cierres fueron duros y destructivos. Pero no teníamos otra opción.

Tomando esto en cuenta, el desconocimiento, el desacuerdo y la falta de claridad sobre la pandemia se asemeja en gran medida a una fricción mucho mayor en la sociedad: si los individuos se dejan libres para perseguir sus propios intereses y sopesar los riesgos ellos mismos o deben ser guiados, coaccionados y protegidos por los planificadores que quieren hacer todo esto para ellos.

Suecia sobre Nueva York, ante pandemia de COVD-19

Por consiguiente, de parte a la política de obligar a los hogares de ancianos a tomar pacientes portadores de COVID-19, como lo adoptó EE.UU; lo que ha arrojado altos índices de mortalidad por virus

Todas nuestras medidas se basan en que las personas asuman la responsabilidad, y eso es una parte importante del modelo sueco»

Hakan Samuelsson, CEO de Volvo Cars.

Es casi absurdo mirar el plan pandémico de Nueva York y declararlo superior al de Suecia, sin embargo, muchos continuarán golpeando a Suecia mientras siguen los controles de bloqueos y distanciamiento social.

Con información de FEE

Le puede interesar – El déficit fiscal de EE.UU aumentó por la pandemia

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Destacado
Así será la reapertura de las salas de cine en el país pospandemia
¿Deben las elecciones parlamentarias suspenderse por la pandemia?
Personal de la salud en Venezuela es el primer afectado por COVID-19
La criminalización de la cuarentena en Venezuela
Cuarentena venezolana en tres velocidades
El dilema de dolarizar la economía
Otros usos que le dan a la marihuana
Presos condenados a la inyección letal en EE.UU
Los memes más creativos por el coronavirus en el chavismo
El maltrato animal en Venezuela, un reflejo de la sociedad

Deja una respuesta