¿Revocatorio para 2022?

¿Revocatorio para 2022?

Maduro lanza una nueva promesa que podría suponer su salida, pero que la experiencia la hace no verosímil

El anuncio de Nicolás Maduro sobre la posibilidad de convocar un referendo revocatorio desde enero de 2022 está inscrito en la estrategia de motivar la vía electoral como salida a la crisis política, pero la promesa adolece de fuerza debido a lo ocurrido en 2017.

Cabe recordar que ese año, la oposición unida intentó la vía de buscar las firmas para convocar la votación revocatoria del Presidente, mas se abrieron juicios en cinco tribunales regionales, y el Consejo Nacional Electoral (CNE) acató entonces las decisiones judiciales y paralizó el proceso.

¿Qué pasó con el revocatorio de 2017?

La oposición, encabezada por el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, que se había instalado en enero, manejaba en 2017 varias opciones. Había prometido que en los primeros seis meses de actuación de la nueva Asamblea Nacional plantearían una vía para salir del gobierno de Maduro.

Tenía la idea de una enmienda constitucional para reducir el período presidencial y convocar nuevas elecciones. Pero el referendo revocatorio fue la fórmula que había encontrado finalmente y todos en la oposición estaban de acuerdo en adelantar las gestiones. Debían recoger entre los electores 1% de la firmas para convocar el referendo.

El máximo tribunal del país frenó el proceso

Cabe destacar que -entonces- un libelo fue introducido ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para intentar detener el proceso de recolección de firmas, alegando irregularidades.

En ese tiempo, el expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero actuaba como agente mediador en la crisis política venezolana junto a Unasur.

El TSJ escucha a Zapatero

Desde aquellos tiempos ya la oposición se quejaba por las actuaciones del TSJ en contra de la oposición y para favorecer las posiciones de la adminstración de Maduro. Había suma desconfianza. La alternativa democrática avanzaba con la recolección de firmas, y plantearon a los mediadores los problemas judiciales. Temían a que el TSJ paralizara sus gestiones con una sentencia judicial.

José Luis Rodríguez Zapatero, mediador en el conflicto de Venezuela

Zapatero se fue hasta la sede del TSJ y se entrevistó con el magistrado que llevaba el caso. Le pidió no detener el proceso de firmas a favor del revocatorio. Explicó que una decisión del máximo tribunal paralizando el proceso sería muy inconveniente a nivel político y enrarecería el ambiente para adelantar otros acuerdos. Y, al parecer, tuvo éxito porque ninguna decisión salió del máximo tribunal en contra de las gestiones que realizaba la oposición.

Repite la división de la oposición

Sin embargo, a pesar de que el chavismo le cumplió a Rodríguez Zapatero, otros sectores oficialistas introdujeron sendos recursos en tribunales regionales en contra de la recolección de firmas que avanzaba la oposición.

El 20 de octubre de 2017, cinco tribunales regionales ordenaron posponer el referéndum revocatorio por supuestas irregularidades en la recolección del 1 por ciento de las firmas requeridas.

Las palabras de Maduro vs. la realidad política

Las palabras de Maduro hoy sobre un referendo revocatorio chocan con la experiencia de la oposición adquirida en 2017, ya que de esos juicios nunca se supo más nada y paralizaron para siempre la posibilidad de sacar a Maduro revocándolo.

Sin embargo, el anuncio sirve al mandatario en su táctica de dividir a la oposición, ya que esa posibilidad a dos años puede ser vista como opción para algunos de los partidos que hacen vida en ese bando. Sin embargo, para dirigentes como Henrique Capriles Radonski, que fue abanderado particular del aquella acción revocatoria, la actuación frustrante de parte del Poder Judicial no debe haber dejado ganas de continuar gestiones por esa vía.

Carlos Subero
Periodista
Públicado: jueves, 25/06/2020 - 04:17 PM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *