Revelan nueva teoría sobre la formación de diamantes naturales

Científicos confirman formación de diamantes naturales a baja presión y temperatura

Científicos confirman formación de diamantes naturales formados también por procesos geológicos a baja presión y temperatura en la Tierra, reveló un estudio internacional en el que participa la Universidad de Granada y que se aparta de la visión clásica sobre la formación de diamantes a ultra-alta presión.

El estudio, en el que también han colaborado científicos del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra, ha sido publicado en la revista ‘Geochemical Perspectives Letters’.

Símbolo de lujo y riqueza, el diamante es la piedra preciosa más valiosa y el mineral de mayor dureza, informa la Universidad de Granada.

Es un compuesto de carbono químicamente puro y, según la hipótesis tradicional, cristaliza en el sistema cúbico bajo condiciones de ultra-alta-presión a grandes profundidades del manto terrestre.

Lea también –  Cinco claves de la propuesta de Venezuela para reestructurar su deuda externa

La teoría de los científicos

El estudio constata por primera vez la formación de diamante natural a baja presión en rocas oceánicas exhumadas del macizo ofiolítico Moa-Baracoa, en Cuba.

Esta gran estructura geológica se ubica en la parte nororiental de la isla y está formada por ofiolitas, unas asociaciones de rocas representativas de la litosfera oceánica.

Estas rocas oceánicas fueron emplazadas sobre el margen continental de América del Norte durante la colisión del arco de islas oceánico del Caribe entre 70 y 40 millones de años atrás.

Durante su formación en el fondo marino abisal en el periodo Cretácico -hace unos 120 millones de años-, estas rocas oceánicas sufrieron alteraciones minerales por infiltración de agua marina, un proceso que dio lugar a pequeñas inclusiones fluidas en el interior de olivino, el mineral mayoritario en este tipo de rocas, explican Joaquín Proenza, investigador principal del proyecto, y Antonio García-Casco, del Departamento de Mineralogía y Petrología de Granada y el Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra.

Estas inclusiones fluidas contienen nanodiamantes -entre 200 y 300 nanómetros-, además de serpentina, magnetita, silicio metálico y metano puro. 

Diamante ofiolítico formado a baja presión y temperatura

Todos estos materiales, explican, se han formado a baja presión y temperatura durante la alteración del olivino que alberga las inclusiones fluidas, comentan los investigadores.

Se trata de la primera descripción de diamante ofiolítico formado a baja presión y temperatura que no ofrece dudas de su formación por procesos naturales, agregan.

La investigación, en la que también participan expertos del Instituto de Nanociencia y Nanotenología de la Universidad de Barcelona, el Instituto de Cerámica y Vidrio (CSIC) y la Universidad Nacional Autónoma de México, ha contado con el apoyo del programa ministerial de Formación de Profesorado Universitario, el Ministerio de Economía y Competitividad, el programa Ramón y Cajal y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Unión Europea.

Información de EFE
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Destacado
Cinco claves de la propuesta de Venezuela para reestructurar su deuda externa
Los bancos venezolanos que permiten transacciones en divisas
¿Bastará los protocolos del CNE para evitar contagios el 6D?
¿A cuáles países de Latinoamérica se puede viajar?
Así será la semana de flexibilización general
La otra cara de la COVID-19 en Venezuela
Cuando Trump y Fedecámaras coinciden
Claves para enfrentar un despido laboral en pandemia
Criptomonedas: Un refugio ante la devaluación venezolana
Así nos influyen los colores

Deja una respuesta