Resultado electoral en Bolivia, ¿Tendencia al populismo en Latinoamérica?

Resultado electoral en Bolivia, ¿Tendencia al populismo en Latinoamérica?

Analistas aseguraron que la victoria del MAS podría marcar dramáticos cambios políticos

¿Vuelve el populismo en Latinoamérica? La contundente victoria del Movimiento al Socialismo (MAS) en los resultados electorales en Bolivia podría ser el anuncio de un año de dramáticos cambios en el signo político de la región, a medida que el impacto de la pandemia corre la imagen de Gobiernos y alienta la demanda por cambios. 

El candidato del MAS Luis Arce, quien ocupó el puesto de ministro de Economía durante el gobierno de Evo Morales, ganó la presidencia en Bolivia, prometiendo cuidar el gasto social cuando asuma el cargo el próximo mes, relevando al actual gobierno interino conservador.

Discurso de los nuevos líderes populistas posmodernos, con aires de “socialistas del siglo XXI”: frente a las masas desposeídas (que son el común denominador en Latinoamérica) “un líder populista siempre encontrará el caldo de cultivo propicio para sus propuestas”, dicen los expertos en análisis político.

Vale recordar que la redistribución de la riqueza y el reconocimiento de la realidad indígena fueron las demandas insatisfechas que llevaron a Evo Morales a la presidencia de Bolivia. Este es un país donde el colonialismo interno ha sido la constante. Justo por eso, la población indígena –mayoritaria en Bolivia– fue el principal valor que tuvo Evo en su gestión, cuyo seguidores arrastró Luis Arce para obtener la victoria con la sombra del expresidente.

Bolivia podría marcar el inicio de un cambio hacia el “populismo” en Latinoamérica

De acuerdo los analistas políticos, la victoria del Movimiento al Socialismo (MAS) en Bolivia podría marcar el inicio de un cambio hacia el “populismo” a medida que se acercan más comicios en 2021.

El próximo año habrá elecciones presidenciales en Chile, Perú, Ecuador, Honduras y Nicaragua, mientras que México y Argentina tendrán importantes comicios legislativos.

Además, en países de la región como Chile y Colombia, mucho antes de la pandemia, ya se habían registrado violentas protestas, debido a la creciente desigualdad y escándalos políticos. Sucesos que podría un boleto de oportunidad para el “populismo”. 

Populismo en Latinoamérica: Contracción de la economía también será una ventaja

Paralelamente, existe la previsión de una contracción de más de 9% este año para la economía de Latinoamérica de 5,7 billones de dólares. También hay pronósticos de que indicadores de pobreza para sus 650 millones de habitantes retrocedan a niveles de hace 15 años. Esto hace que las tensiones en la región estén aumentando.

Ante este pronostico motivado a la pandemia, los gobiernos latinoamericanos tendrán que soportar la carga de dolorosos déficits y enfrentar las demandas de votantes molestos que piden medidas para contener la pobreza y ayuda, dijo Benjamin Gedan, director del Proyecto Argentina del Centro Wilson, en Estados Unidos.

“El impacto de la pandemia en Latinoamérica es pan del cielo para (...) populistas, que van a prometer repudiar deudas, rechazar recortes presupuestarios y luchar contra la corrupción”, señaló.

Latinoamérica en “riesgo de un retroceso"

Gobiernos de todos los colores políticos se encuentran al riesgo a medida que aumenta la ira por la caída de los niveles de vida. En Argentina, el presidente de centroizquierda Alberto Fernández ha visto caer sus índice de popularidad, debido a las críticas por su manejo de la pandemia.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, un populista de derecha que llegó inesperadamente al poder en el 2018, ha mantenido sus niveles de popularidad durante la pandemia mediante un crecimiento del gasto social.

En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha aplicado medidas de ayuda social generalizadas y ha logrado mantener el foco de los debates sobre escándalos de corrupción pasados y no sobre su manejo de la pandemia.

Stephen Liston, director senior en la oficina de Washington del Consejo de las Américas, advirtió que el enojo y la desconfianza hacia los gobiernos, a medida que empeora la crisis económica, podría abrir la puerta a más populismo en Latinoamérica o una reacción autoritaria en la región.

“Hay un verdadero peligro de un retroceso en la gobernancia democrática en la región”, señaló.

Daiana Orellana
Periodista
Públicado: jueves, 22/10/2020 - 10:42 AM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *