¿Quiénes son los más propensos a contraer COVID-19 de gravedad?

Las personas infectadas con la variante delta tenían 85% más de probabilidades de ser hospitalizadas

Justo cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) anuncia que la pandemia ha cobrado la vida de cuatro millones de personas, varios estudios han investigado sobre las condiciones de salud que empeoran el estado de la enfermedad en el cuerpo.

Sin embargo, lo más cierto es que las vacunas son las principales herramientas para defender a los ciudadanos contra la COVID, incluso, sólo 24,7% de la población mundial ha recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19.

Las afecciones con mayor probabilidad de ser mencionadas en los certificados de defunción por COVID-19 son la diabetes ( 21% de los certificados de defunción en los que se citó COVID en Inglaterra), la hipertensión, la enfermedad renal crónica, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y la demencia. Varios estudios también informan de un mayor riesgo de resultados adversos en personas obesas y con obesidad mórbida.

Más allá de los factores de riesgo, expertos de diferentes países están poniendo énfasis en la vacunación completa para las personas con mayor preocupación. La Fundación Británica del Corazón remarcó que las vacunas contra la COVID-19 funcionan en personas con la mayoría de las condiciones de salud, incluyendo las condiciones del corazón. Se ha encontrado que las vacunas son “igual de eficaces” en población con enfermedades previas que sin ellas.

“La única excepción posible son las personas que toman inmunosupresores o que están inmunodeprimidas. Esto se debe a que pueden no generar la misma respuesta inmunitaria a la vacuna”, señalaron en la Fundación Británica del Corazón. 

Personas no vacundas se enfrentan a riesgos

Otra situación de riesgo se da en las personas no vacunadas o que sólo han recibido una dosis. Se sabe que la variante del coronavirus delta, que se ha extendido por el Reino Unido, Estados Unidos, y a otros países, casi duplica el riesgo de hospitalización en las personas que se contagian.

Los expertos en salud pública han descubierto que las personas infectadas con la variante delta tenían 85% más de probabilidades de ser hospitalizadas que las infectadas con la variante Alfa.

Como gran parte de las personas mayores de 60 años ya han accedido a la vacunación en algunos países, la mayoría de las personas hospitalizadas con la variante Delta son ahora más jóvenes que durante las anteriores oleadas de COVID y tienen estancias más cortas.

Niños y embarazadas, personas propensas a contraer el virus

Con respecto a los niños, la preocupación está en que también pueden contraer el virus y contagiar, aunque generalmente desarrollan casos leves. “Los niños pueden transmitir el virus. Son susceptibles de contraerlo”, afirma Anne Rimoin, profesora de epidemiología de la Universidad de California en Los Ángeles.

En cuanto a las embarazadas, es un grupo de riesgo de complicaciones que se fue descubriendo durante fines del año pasado. La revista British Medical Journal ha publicado datos que revelan que la incidencia estimada de ingresos en el hospital con infección confirmada por COVID en el embarazo era de 4,9 por cada 1.000 maternidades.

Hombres o mujeres ¿Quién es más propenso a sufrir de COVID?

Los hombres son más propensos a sufrir COVID-19 grave, incluyendo hospitalización e ingreso en la UCI, y los mayores de 50 años tienden a sufrir los síntomas más agudos del coronavirus. El riesgo de morir entre los diagnosticados con COVID también es mayor en los hombres, y los varones en edad laboral diagnosticados con el virus tienen el doble de probabilidades de morir que las mujeres.

Con información de Infobae

Lea también –  ¿Vacunados contra la COVID deben usar mascarillas?

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta