Presidente de Túnez destituye al primer ministro y asume el control del Gobierno

Presidente de Túnez destituye al primer ministro y asume el control del Gobierno

Reportan protestas por las decisiones del Gobierno

El presidente de Túnez, Kais Saied, decidió este domingo relevar de su cargo al primer ministro, Hichem Mechichi, asumiendo él la Jefatura del Gobierno de manera provisional, según la agencia de noticias tunecina TAP.

Ante esto, varios enfrentamientos sacudieron este lunes las inmediaciones del Parlamento tunecino, un día después de que el presidente Kais Said suspendiera la actividad parlamentaria y las acciones del primer ministro.

El madatario aseguró hacer uso del artículo 80 de la Constitución, que recoge que, «en caso de peligro inminente que amenace la nación, la seguridad o la independencia del país, el presidente de la República puede tomar las medidas necesarias por las circunstancias excepcionales tras consultar con el jefe de Gobierno y el presidente del Parlamento».

Este domingo por la noche, tras una jornada de manifestaciones en numerosas ciudades del país, el presidente Saied anunció que «suspendía» la actividad del Parlamento durante 30 días. Además, destituyó al jefe del gobierno, Hichem Mechichi, en un contexto de fuerte descontento popular por la gestión de la crisis social y sanitaria por parte del Ejecutivo.

Tras el anuncio, miles de ciudadanos salieron a las calles para celebrar la decisión del presidente, mientras una parte de la clase política denuncia un golpe de Estado constitucional.

Las tensiones continuaron este lunes frente al Parlamento, en la ciudad capital de Túnez, donde centenares de seguidores del presidente Said impidieron que los simpatizantes del principal partido parlamentario, Ennahdha, se acercaran a su jefe, Rached Ghannouchi, que también es presidente del Parlamento, según observaron periodistas de la AFP.

Inestabilidad política en Túnez

El anuncio del gobernante se produce tras un encuentro de emergencia con los estamentos de seguridad del país, después de la enésima jornada de protestas civiles contra el Gobierno.

Muchos de los manifestantes, en su mayoría jóvenes, gritaban consignas pidiendo la disolución del Parlamento y elecciones anticipadas. Los manifestantes también irrumpieron en varias oficinas del movimiento islamista Ennahda, la fuerza mayoritaria en el Parlamento. El partido islamista denunció el ataque, señalando que «bandas criminales» estaban tratando de «sembrar el caos y la destrucción al servicio de una agenda destinada a dañar el proceso democrático tunecino».

Ante esto, el líder del partido Ennahda, Rached Ghannouchi, lo acusó de dar «un golpe de Estado» contra «la revolución y la Constitución». 

Con información de DW y El Confidencial 

Redactor Venepress
venepress.com
Públicado: lunes, 26/07/2021 - 09:53 AM
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *