Partidos políticos clonados

Partidos políticos clonados

Pasó con Acción Democrática y Primero Justicia, directivas a la disposición de Nicolás Maduro para legitimar elecciones parlamentarias con un árbitro también designado por el TSJ

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) o el “bufete de Nicolás Maduro” como lo llama el Secretario Nacional de Acción Democrática (AD), Henry Ramos Allup, realizó la semana pasada una serie de sentencias que pretenden limitar la actuación de partidos políticos de oposición como Primero Justicia o el propio Acción Democrática, creando agrupaciones “espejo” para validar las elecciones parlamentarias de finales de año.

Las nuevas directivas “clonadas” estarán bajo la tutela de Bernabé Gutiérrez en el caso de AD y José Brito, caso PJ, figuras que han estado de alguna forma vinculadas con el madurismo, el primero es hermano de José Luis Gutiérrez, recién designado rector del Consejo Nacional Electoral (CNE) por el mencionado TSJ mientras que Brito fungía como presidente de una Asamblea Nacional confeccionada por la administración de Maduro a su medida.

Rechazar a Maduro a través del voto

Por su parte Bernabé Gutiérrez aseguró este lunes en una entrevista para Unión Radio que los ciudadanos deben acudir a las urnas electorales «para demostrarle a Maduro que el pueblo lo está rechazando a través del voto».

En ese sentido, Gutiérrez añadió que en enero el partido blanco decidió acudir a las elecciones parlamentarias correspondientes a este año según la constitución, sin embargo, Henry Ramos Allup, decidió ahora que no iría.

«Los adecos fuimos gobierno porque fuimos a elecciones, no se por qué ahora vamos a renunciar la vía del voto, si no es la vía electoral, que me digan cuál es la solución».

Bernabé Gutiérrez

Apuesta riesgosa

La administración de Maduro apostó por la carta que le pareció más conveniente en medio de una fuerte pandemia que azota al país caribeño y de una crisis económica que no cesa, sin embargo, esta jugada ha traído como consecuencia la alerta de la comunidad internacional ante lo que califican como “un nuevo obstáculo para la democracia venezolana”.

Así lo denominó la Union Europea así como diversos gobiernos no solo de la región sino de varios continentes quienes a través de comunicados expresaron su asombro y su apoyo al Presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

Elecciones ¿libres?

Josep Borrell, Alto Representante de Política Exterior de la Unión Europea, clamó en días recientes para que se permitan elecciones «libres y justas» en Venezuela.

"Son decisiones que reducen al mínimo el espacio democrático en el país y crean obstáculos adicionales a la resolución de la profunda crisis política en Venezuela".

Lamentó Borrell en una declaración publicada en nombre de los Veintisiete.

Ultimátum del TSJ a los partidos políticos

Por su parte el Tribunal Supremo de Justicia otorgó un plazo de 72 horas al Comité de Postulaciones establecido por la legítima Asamblea Nacional para presentar sus candidatos a la directiva del nuevo CNE, sin embargo, un día antes que venciera el plazo, el “bufete de Maduro” nombró a los nuevos rectores, tres de ellos con clara tendencia oficialista.

Indira Alfonzo quien fungía como magistrada del mencionado TSJ, será la encargada de suceder a Tibisay Lucena en el cargo máximo de Presidente del Consejo Nacional Electoral, le acompañan además Gladys Gutiérrez, también exmagistrada del máximo Tribunal de Justicia así como Tania D’amelio, quien se identifica con el gobierno de turno y cuenta con varios años de experiencia como rectora del órgano electoral.

Por la oposición Rafael Simón Jiménez fungirá como vicepresidente, mientras que José Luis Gutiérrez quien dice tener el apoyo de AD estarán velando por los intereses de los electores venezolanos.

“El hecho de que mi hermano sea político no quiere decir que yo haya llegado por él. Tengo aproximadamente una década trabajando en el CNE y 30 años en la administración pública. Soy abogado y profesor universitario”.

señaló Gutiérrez para el diario El Nacional.

De igual forma aseguró que en la última década no ha habido nada fraudulento en la parte técnica de los procesos electorales en Venezuela.

¿Votar o no votar?

Por ahora el gabinete de Maduro logró su cometido: dividir a la oposición y al electorado entre el eterno dilema “votar o no votar”, estrategia que les funcionó en el año 2005 donde lograron obtener la gran mayoría de los curules del parlamento legislativo tras la renuencia por parte de la oposición a participar en un proceso que consideraron como fraudulento.

Luis Herrera Guerra
Periodista
Públicado: lunes, 22/06/2020 - 05:03 PM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *