Pandemia agravó la pesadilla de trata de venezolanas

Pandemia agravó la pesadilla de trata de venezolanas

Los precios varían y al menos en Venezuela, especialmente en Bolívar, el pago por cada una es en oro

La trata de venezolanas no es un tema nuevo pero se ha visto agravado con la pandemia de la COVID-19, debido al desalojo de aquellos que se encuentran otros países y han caído en redes de explosión sexual.

Siendo los suramericanos los principales países de estos delitos, se suma México, Trinidad y Tobago e inclusive algunos asiáticos, como los que reciben primordialmente a las venezolanas en este mundo.

Ciertamente, existen muchas denuncias por diversas organizaciones, pero sigue sin haber un punto final.

MIgración forzada, una clave para el tráfico y la trata de personas

Tras una migración forzada, la cual define la especialista en el tema Claudia Vargas en exclusiva para Venepress, con términos de la Organización Internacional para la Migraciones (OIM), «es un movimiento si bien es cierto es una decisión de la persona, no puede ser voluntaria», dado a que teme por su vida o subsistencia.

Asimismo, precisó que los principales destinos son Colombia, Perú y Ecuador, y junto a la llegada de la pandemia, la esperanza de sobrevivir “humanamente” ya no era posible, puesto que en más de una ocasión quienes se refugiaban en casas e incluso pagan alquileres fueron desalojados, porque no habría como pagarlos.

A su vez, esto provocó que en el caso de las mujeres la actividad sexual fuera su solución, y si no era propia la iniciativa, caían en manos de tratantes al querer regresar a Venezuela.

Pandemia agravó la pesadilla de trata de venezolanas

"Hay hasta 400 desalojos al día solo en Ecuador bajo la pandemia, debido a la imposibilidad de pagar el alquiler, lo que obliga a familias enteras a dormir en la calle, incluidas las mujeres embarazadas y niños. Las condiciones de vida han ido de mal en peor, especialmente para cientos de adolescentes de hogares pobres y migrantes"

Alexandra Moncada, directora de país de Care International en Ecuador

El precio por venezolana es menor que el de una colombiana

Con esto, en Quito las niñas que fueron obligadas a laborar en burdeles y posteriormente sacadas a las calles por las medidas de la nación debido al coronavirus.  También, según el portal web The Guardian, las refugiadas venezolanas que decidieron pasar de Bogotá a Lima fueron obligadas al trabajo sexual para sobrevivir

No  obstante, aun con este ejercicio, las venezolanas se encuentran en crisis porque no les alcanza y al ser su única alternativa, han tenido que llegar al mínimo de su «precio». Al menos en Colombia, las mujeres ofrecían sexo por nueve dólares, la mitad del que cobraban las colombianas y en Ecuador, su cobro es por tan solo dos dólares.

"Los hombres se aprovechan de las familias vulnerables durante la pandemia, las niñas pequeñas han sido drogadas y violadas. También estamos viendo un aumento en los grupos armados irregulares que reclutan a la fuerza a niños y niñas de tan solo 10 años para fines de trata"

Beatriz Mora, presidenta del Instituto Tachirense de la Mujer (Intamujer)

En el estado Bolívar pagan con oro

En cuanto a la otra frontera con Brasil, justo en el estado Bolívar, se encuentra otro foco de esta aberración, por la presencia de grupos irregulares y por el resurgir de la actividad minera, que se convirtió en el escenario propicio para que estos delitos se ejecuten.

Siguiendo con la idea, en esta zona no se paga en monedas ni en billetes, sino en oro. «En el estado Bolívar el precio de una mujer oscila entre los cinco y los diez gramos de oro. Eso es el equivalente a $47», documentó Eumelis Moya, la coordinadora de la oficina de Derechos Humanos  de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) de Guayana.

En su investigación, destacó que tantos mujeres como hombres se encuentran dentro de esta acción y que la captación de las víctimas sigue el patrón de raptos o secuestros, por experiencias cercanas de «supuestos amigos» o incluso esposos que las negocian con ciertas condiciones.

"De cada cinco casos que hemos logrado entrevistar tres y medio hablan de ofertas laborales engañosas"

Al respecto, la abogada explicó que en los municipios mineros de Bolívar como Roscio o El Callao a las mujeres las contactan ofreciéndoles trabajos como cocineras y lavanderas en los campamentos mineros u otras actividades atractivas como modelaje o deportes, y cuando llegan no son contratadas sino obligadas a prostituirse.

Venezolanas terminan en el mercado asiático por epxlosión sexual

Según el comisionado ante la Organización de Estados Americanos para Migrantes y Refugiados Venezolanos, David Smolansky, la comercialización en los últimos años se podría describir como una «esclavitud moderna», puesto que las venezolanas estás terminando en el mercado asiático, por medio de grupos criminales que buscas a quienes están desesperadas por salir del país.

Otro punto de destino también es México, especialmente desde 2012 cuando el Cartel Jalisco Nueva Generación junto a Los Cuinis, comenzaron a llevar a mujeres con buen aspecto físico, preferiblemente venezolanas entre 12 y 35 años  a quienes  les retiraban sus pasaportes y visas, para luego obligarla al trabajado sexual y como una forma de «pagar el viaje».

Entre 2014 y 2016 las cifras de víctimas eran 60.900, luego en 2018 pasó a 198.800 y en 2020 llegaron a 600 mil víctimas en total.

Venezuela ocupa el quinto lugar entre las crisis a nivel global más empeoradas en los últimos diez años

"Desde Venezuela se están captando y extrayendo venezolanos para ser explotados en otros países, especialmente con destino a Centroamérica, Asia y algunos países del antiguo bloque soviético, donde las redes de explotación y delito organizado están sumamente desarrolladas"

ONG Paz Activa y Centro de Justicia y Paz.

El tráfico y la trata de personas son delitos diferentes

En este punto, el director de la Asociación Civil Paz Activa, Luis Cedeño, sostuvo en un artículo de El Impulso, indicando que el tráfico consiste en trasladas a las personas de un lugar a otro, incluso en el mismo país, y generalmente luego son sometidos a un esquema de trata.

A su juicio, para de desmontar estas redes es necesario que se implementen políticas binacionales en las que el gobierno de Venezuela pueda trabajar con los países de destino. También aseguró que la decisión de no denunciar de las víctimas hace más imperceptible la presencia de estas redes.

Denuncias recientes sobre trata de venezolanas

Tomando esto en cuenta, la primera dama del gobierno interino, Fabiana Rosales, denunció en el primer semestre de 2020 que en los últimos seis años al menos 4.000 mujeres fueron traficadas desde Güiria, un pueblo del estado Sucre hasta Trinidad y Tobago.

Esta última, es conocida como una de las zonas de escape de los delitos del gobierno venezolano, porque no es donde se maneja uno de los mayores actos de trata de personas, sino que es donde también se maneja el narcotráfico y la vía por donde se plantean estrategias para evadir las sanciones de Estados Unidos.

Además de esto, Smolansky denunció que el tráfico de migrantes  venezolanos es alarmante y que de ellos, 90% son jóvenes de 27 años o menos.

Bethania García
Periodista
Públicado: domingo, 09/08/2020 - 06:30 AM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *