Pandemia acaba con niveles de alimentación en Venezuela

El país vive una caída “dramática” en la venta de lácteos y producción de carne

Un reciente informe de la organización humanitaria Oxfam afirmó que se ha incrementado la “hambruna” en Venezuela a causa de la pandemia del COVID-19, al igual que se ha ido “agudizando” en otros países donde ya padecían este problema.

Venezuela en este documento pasó a estar entre los diez países donde existe hambruna extrema y la crisis alimentaria está empeorando, además de Yemen, República Democrática del Congo, Afganistán, Sahel africano occidental, Etiopía, Sudán, Sudán del Sur, Siria y Haití.

Vale resaltar que en el país una familia promedio de cuatro personas necesita 250 dólares mensuales mínimos, para adquirir la canasta básica que incluye alimentos, servicios, medicina, según explicó el economista José Guerra.

Ante esto, la “hambruna” en Venezuela se incrementa y hace más cuesta arriba para un hogar adquirir la alimentación diaria requerida, con un sueldo mínimo mensual que ronda los 4 dólares.

incrementado la “hambruna” en Venezuela 

Lea también –  Titulo de noticia adicional

Caída “dramática” en la venta de lácteos en el país

La Cámara Venezolana de la Industria Láctea (Cavilac) informó este jueves, 30 de julio, sobre la caída “dramática” en la venta de productos entre 60% y 65%, relacionados con el sector debido a la disminución del poder adquisitivo y la inflación que arropa al país.

En este sentido, el presidente del organismo gremial, Roger Figueroa, expresó que la actual situación, en referencia a la pandemia de COVID-19 y la cantidad de obstáculos que ella conlleva, complica “aún más” la producción “no solo del sector que representa”.

«Nos ha sido complicado obtener salvoconducto por el cambio de algunas autoridades en comandos regionales, aunado a las restricciones propias de la cuarentena establecida, además de las fallas que se comienza a registrar para surtir gasolina», dijo.

incrementado la “hambruna” en Venezuela 

Caída de 50% en la producción de carne

En este sentido, el presidente de la Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Venezuela (Confagan), José Agustín Campos, estimó una caída de 50% en la producción de carne, en comparación a hace dos años.

El representante del gremio agricultor y ganadero expresó la necesidad de que el Estado afiance las relaciones con el sector a través del otorgamiento de créditos, adquisición de divisas para la compra de insumos, e inversión en maquinaria, para recuperar los niveles de producción presentes en 2010.

De la misma manera, aseguró que la caída de los precios en productos agrícola-vegetal, como el queso, se debe a una cuestión cíclica, más no porque se evidencia una estabilidad económica en el país.

El consumo per cápita de carne es “alarmante”

El diputado a la Asamblea Nacional Alfonso Marquina indicó recientemente que el consumo per cápita de carne en Venezuela está por debajo de 4 kilogramos al año.

Maquina expresó de manera alarmante en Twitter que con un salario mínimo un trabajador venezolano solo puede comprar medio (1/2) kg de carne al mes. Afirmó además que con dicho valor de proteína ni se acerca a la cantidad que debe consumir una persona para alimentarse correctamente.

Aunado a esto, los resultados de la ENCOVI reflejaron que el consumo nacional de proteínas promedio es solo de 34,3% del requerido, según estándares de alimentación mundial. 79% de la población venezolana no tiene cómo cubrir la canasta de alimentos y 68% presenta pobreza de consumo, lo que significa que casi 7 de cada 10 venezolanos comen solo una o dos veces al día.

Mientras tanto, 30% de los niños venezolanos tienen desnutrición crónica y 21% de los niños menores de cinco años, tienen desnutrición aguda

Alimentos CLAP ha deteriorado la alimentación del venezolano

Aunado a esto, la nutricionista y especialista en Seguridad Alimentaria Susana Raffalli criticó en una entrevista para Primera Página en Globovisión, que a los alimentos CLAP, han ido deteriorando mucho con el pasar del tiempo, hecho que también se refleja en el incrementado la “hambruna” en Venezuela.

“La gente no debería estar dependiendo de una caja de alimentos que no sabes qué viene adentro” dijo Rafalli, quien sugirió que este tipo de subsidio se debe “desmontar”.

También se refirió a los bonos que entrega la administración de Nicolás Maduro, insistiendo en que debería de ser entre 80 y 120 dólares, para que los ciudadanos puedan comprar alimentos.

Lea también –  Cuarentena venezolana en tres velocidades

Sigue incrementado el número de personas con «hambruna» en Venezuela

El informe de la FAO refleje que desde el 2017 ha habido un incremento de las personas con hambre hasta 2,3 millones, cuando al mismo tiempo se han ido del país cuatro millones de ciudadanos, “O sea que si no se hubiesen ido los cuatro millones esa cifra fuera aún peor” comentó Rafalli.

«Nosotros habíamos incluso estimado que podría bajar la cantidad de personas en situación de hambre, por la fuga masiva de personas, si embargo los resultados fueron otros, y la agencia internacional lo alertó”


Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Destacado
Pandemia acaba con niveles de alimentación en Venezuela
El legado del maestro Rómulo Gallegos
Así funciona el aislamiento de venezolanos en refugios
Regulación de compras en Miranda despertó incertidumbre en la población
57% de las operaciones en Venezuela son en dólares
La Constitución de EE.UU evadió la demagogia
¿En qué podrían terminar los incidentes marítimos entre Venezuela y EE.UU?
Lo que deben pagar usuarios de Cantv para restaurar servicio
Sobrevivir con una pensión, la cuestión de envejecer en Venezuela
Venezuela, el segundo país con más desplazamiento en el mundo

Deja una respuesta