Pacificación generacional

Pacificación generacional

El autor cree que la jugada de las excarcelaciones puede terminar bien y pacificar los ánimos

La liberación de presos ha desatado tantas especulaciones y tan descabelladas las más populares, que quien se deje llevar por lo que no pasa de propaganda burda… pero se vende como “docta opinión” en redes y medios… puede terminar en el siquiátrico.

Una de estos intentos para conformar matrices de opinión me hace pensar que esta jugada en la cual el gobierno busca una tregüita… puede terminar bien y pacificar los ánimos… lo cual hace falta.

Sucede que recordando aquello de que las victorias tienen muchos padres… y esta liberación de presos los tiene en cantidades… tantos como paises interesados en desescalar el conflicto mellizal en nuestra patria o aspirantes a candidato tiene la oposiciòn… uno debe ser optimista a los fines de que Venezuela se pacifique y libre de sanciones y de tanto socialismo… pueda comenzar a resolver los problemas.

Y no se sabe quien, una vez establecida la multipaternidad… pagará los gastos… salvo el presidente Maduro… porque no veo a turcos y noruegos… sin dejar de lado entre los aspirantes a papá o mamá a la diputada Solórzano cuyo padre acaba de morir… dándole teta a quienes antes de caer presos estaban acostumbrados a combatir “si hay recursos”… que en honor a la verdad no son todos entre los liberados… pero abultan.

Sobre la participación del presunto interino solo anoto que aparte de carecer de conexión entre el cerebro y la lengua… es capaz de haber sido alertado de esta liberación que como digo es más bien pacificación… y hacerse el loco… y así hay que dejarlo en su soliloquio.

 

Pacificación de los derrotados

Al menos María Corina dijo claro que repudiaba la medida sobre la cual solo pueden opinar con causa los presos.

Pero, apartando especulaciones y chanzas, es importante y vital caracterizar lo sucedido porque no hacerlo es como navegar sin GPS o siquiera una modesta brújula y cartas marinas: ¡La liberación de presos sobre la cual no puedo hacer otra cosa que alégrame… en realidad no es un indulto o “conchaèmango” como dicen doctos juristas o simples vecinos asomados en las redes.

Es tradición en nuestra patria que cada cierto tiempo el poder establecido pacifica a los derrotados de la etapa anterior: Así fue como el general J. V. Gómez excarceló a Román Delgado Chalbaud padre del único presidente asesinado en el cargo.

Durante el primer gobierno de Rafael Caldera se pacificaron cantidad de ex guerrilleros… y ese mismo Presidente exculpó a los bolivarianos participantes del  golpe de estado del 4-F de 1992… favor que luego el presidente Hugo Chávez le devolvió a Rafael Caldera al perdonar a los participantes del golpe de Pedro Carmona… todos en general calderistas y cercanos al Opus Dei.

De manera que ni es extraño lo que acaba de suceder… ni tienen que agradecer nada los excarcelados porque también es tradición venezolana que preso político beneficiario de un indulto… no agradece.

 

Noruegos y turcos

En cuanto a lo que puede traer la medida que evidentemente dejó patitiesos y sin respuesta a la oposición toda… que pasó al olvido la malandrería del diputado Guaidó… quien no consultó a nadie cuando se auto juramentó… quien no pidió consejo cuando nombró a quienes puso a meter las manos en CITGO o MONOMEROS por solo nombrar las trapacerías màs conocidas… la medida de excarcelación y perdón dejó la carta de María Corina como un mero recuento forense de lo que hasta las piedras saben… y los posibles resultados pacifistas se verán si acaso a  mediano plazo… y serán generacionales.

Nicolàs Maduro y la FANB evidentemente fueron quienes decidieron lo que venían sugiriendo los noruegos –que no son miembros de la C.E.-  y los turcos a última hora –que son miembros de la OTAN pero están excluidos por USA de las ventas de armamentos y que no han ingresado a la C. E. ni lo harán mientras sigan amenazando a Chipre que si es miembro del club-.

 Los resultados de la consulta con cada preso demostraron que los excarcelados estaban dispuestos a aceptar sin armar nuevos bochinches… pero esa medida apenas cambiará los resultados del 6-D.

Una generación sin grandes líneas ideológicas

Pero a mediano plazo sí vendrán cambios… porque si bien los excarcelados no se ven muy unidos al pertenecer a varias de las franquicias políticas con tarjeta en el CNE… todos o casi… generacionalmente son “milenios”.

Una generación sin grandes líneas ideológicas… pragmática… pero que sabe que algún día se quitarán de encima los dinosaurios sobrevivientes del puntofijismo: Quien no lo crea verá cómo se unen y desunen los partidos de oposiciòn que postularán candidatos… pero al final habrá planchas y listas de jóvenes… y de viejos.

Los últimos tienen las de perder porque a los muchachones una sociedad celestina les perdona los robos de Guaidó y su banda… ¡qué vergüenza pero así ha sido!… sin embargo la misma sociedad a los viejos no les perdonará haberse quedado en el tiempo… sin ofrecer soluciones.

Y lo mismo le pasará a los disidentes del oficialismo que pretenden ser más chavistas que Nicolás Maduro… el Presidente los barrerá… se cazan apuestas.

Domingo Rangel
Periodista
Públicado: domingo, 06/09/2020 - 08:01 AM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *