Ordenan liberar la carga del avión de Emtrasur retenido en aeropuerto de Argentina

La aeronave estaba detenida desde principios de junio

Federico Villena, juez federal de Lomas de Zamora, Argentina, ordenó a la Aduana liberar toda la carga guardada en la panza del avión Boeing 747 venezolano-iraní de la firma Emtrasur, la cual está retenida en el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, conocido como Ezeiza, desde los primeros días de junio de 2022.

“Con el objeto de hacerle saber que en el día (25 de julio de 2022), este Tribunal ha autorizado la liberación a plaza de la mercadería retenida en dicha dependencia, perteneciente a la firma Sas Automotriz”, informó el juez del Poder Judicial de Argentina. 

El avión de Emtrasur, que era tripulado por 14 venezolanos y 5 iraníes, transportaba desde el Aeropuerto Internacional de Querétaro asientos para camionetas Taos fabricadas por la compañía automotriz Volkswagen en Argentina.

Un grupo de diputados argentinos de Juntos por el Cambio informó que desde el 6 de junio del 2022 se encuentra retenido en el aeropuerto de Ezeiza, la aeronave Boeing 747-300 M matrícula YV3531 de origen venezolano-iraní.

“En él se trasladaban 5 ciudadanos iraníes —aunque figuraban 7 en la documentación de la nave— y 14 venezolanos”, explicó el diputado Waldo Ezequiel Wolff en una carta para citar al ministro de Seguridad de Argentina, Aníbal Domingo Fernández, a fin de que brinde explicaciones a la Cámara de Diputados sobre el avión de la empresa Emtrasur Cargo.

El presidente del International Council of Jewish Parliaments para Latinoamérica aseguró que la aeronave circulaba con un manifiesto de vuelo que tenía irregularidades.

“La retención en nuestro país del referido avión, estrechamente vinculado a la compañía iraní Mahan Air, sancionada por los Estados Unidos por sus vínculos con actividades terroristas, constituye un hecho que debe ser esclarecido con urgencia por las autoridades nacionales”, comentó Waldo Ezequiel Wolff, quien escribió el libro Asesinaron al fiscal Nisman. Yo fui testigo.

Con información de Forbes

Deja una respuesta