OMS alerta sobre los riesgos de la vacuna contra el COVID-19

OMS alerta sobre los riesgos de la vacuna contra el COVID-19

Para evitar riesgos, la aprobación de la vacuna debe hacerse en función de los datos obtenidos en fase 3, con un nivel mínimo de 50%

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre los riesgos que representaría “abusar de atajos ante la emergencia sanitaria” y aprobar el uso de una vacuna contra el COVID-19 sin haber finalizado los ensayos clínicos, afirmando podría distorsionar los resultados y no mostrar su verdadera eficacia y seguridad.

Soumya Swaminathan, científica jefe del organismo, explicó que la aprobación de una vacuna, debe hacerse en función de datos obtenidos en la fase III de las pruebas para evitar riesgos.

Entre ellos, destacó la posibilidad de que la eficacia sea demasiado baja, por lo que “no haría su trabajo de poner fin a esta pandemia”. En caso de que así fuera los ensayos clínicos aleatorios podrían tener problemas para continuar.

La OMS y las agencias reguladoras acordaron que el nivel de eficacia debería ser de, al menos 50% “y preferiblemente más alta”, aclaró la científica. “Idealmente no queremos una vacuna con menos de 30% de eficacia que reciba aprobación”, agregó.

Carrera por ser el primero en sacar la vacuna contra el COVID-19

La carrera de la vacuna contra COVID-19 está la recta final y las farmacéuticas tienen prisa en convertirse en la ganadora. 

"Lo más importante es que las decisiones se tomen en función de lo que dice la ciencia y contar con un grupo de científicos que no sea influido por ningún interés, que analice los datos y recomiende si una vacuna debe ser aprobada", explicó Swaminathan. 

La fase II de la investigación implica suministrar la vacuna a cientos de personas, mientras que en la última y tercera etapa las pruebas se llevan a cabo de forma masiva, en más de 30.000 voluntarios (la farmacéutica Johnson & Johnson cuenta con 60.000 personas).

"Necesitamos los resultados de eficacia y seguridad de estos estudios porque si empezamos a vacunar a millones de personas muy rápido podemos pasar por alto algunos efectos adversos"

La preocupación de la comunidad científica surge a raíz de la aprobación de la vacuna rusa a mediados de agosto, cuando el Kremlin se lanzó a la vacunación masiva sin haber finalizado los ensayos clínicos. Algo similar ocurrió en China días después y anunció la aprobación de su primera patente, desarrollada por el laboratorio Cansino Biologics.

Daiana Orellana
Periodista
Públicado: martes, 01/09/2020 - 11:32 AM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *