OIE: Venezuela, el país más carente para recuperación pospandemia

Organización Internacional de Empleadores ubicó a Nicaragua y El Salvador en la misma sintonía

Venezuela se sitúa como el país más carente para una recuperación económica tras el brutal impacto de la pandemia de la COVID-19, informó Roberto Suárez Santos de la Organización Internacional de Empleadores (OIE).

Los mismos parten que este es un país en concreto donde la actividad empresarial es sistemáticamente perseguida y amenazada. “Ser empresario es una aventura, se está matando el emprendedurismo”, alertaron.

A su vez, sostuvo que además de Venezuela, Nicaragua y El Salvador están en la misma sintonía porque “la organización empresarial más representativa es sistemáticamente intimidada». Sobre el tema, lamentaron que la liquidez que tanto necesitan las empresas no esté llegando a ellas, y por el contrario lo que puede es terminar de asfixiarlas.

Venezuela es el país más preocupante para la OIE

De este modo, el portavoz de la OIE aseveró que la mayor preocupación en estos momentos  es la falta de capacidad de recuperación rápida en la región.

A pesar que la crisis golpea con retraso a América Latina, la capacidad de reacción es muy limitada y a esto hay que añadir la amenaza – en mayor o menor grado, dependiendo del país – a la actividad empresarial. Existe una corriente populista y proteccionista muy acentuada que preocupa sobremanera.

Lea también – Nueva Zelanda dio de alta al último caso de la COVID-19

Liquidez

En este sentido, señaló que es importante aplicar políticas para que la liquidez llegue a las empresas y a los trabajadores, pero en general esto no está ocurriendo. En muchas latitudes se han puesto en marcha mecanismos de liquidez, pero están supeditados a mil requisitos y procedimientos, lo que va causar grandes caídas del Producto Interno Bruto (PIB).

¿Las empresas podrían cerrar tanto en Venezuela como en otros países?

Suárez expuso sobre el cierre de empresa que hay que tomar con cautela los datos, dado que 436 millones de empresas en el mundo están abocadas al cierre. Más de la mitad de ellas están muy vinculadas al sector textil y del comercio a gran escala. Otro dato es que las pequeñas empresas y autónomos representan el mayor porcentaje de ese total.

Tomando esto en cuenta esto, resaltó que desde una perspectiva global, la liquidez no está llegando a las empresas, aunque hay esfuerzos importantes.

En cuanto a los cambios de ejercer en esta pandemia, precisó que este “concepto de lugar y tiempo de trabajo se ha relativizado, hoy se puede trabajar de manera remota y al mismo tiempo ser muy productivo. El problema, según sumó, es que muchas de las regulaciones no están preparadas para esto y tampoco la infraestructura, la conectividad o los medios digitales.

La OIE defiende, desde Ginebra, la libertad empresarial y representa uno de los tres pilares en los que se sostiene la Organización Internacional del Trabajo (OIT)

Le puede interesar – OMS preocupada por pandemia en Suramérica

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Destacado
«Pasticho ideológico»
Detrás de los cinco nombres del CNE
El último intento de la oposición por ir a las parlamentarias
Reconstrucción de Notre Dame está muy cerca
El efecto de la pandemia en Latinoamérica
La sombra de Tibisay Lucena en el CNE
Lo que hizo Nueva Zelanda para derrotar al coronavirus
Conoce los héroes anónimos de las protestas de 2017
Venezuela: El país con mayor violencia policial
Alternativas de Zelle en Venezuela

Deja una respuesta