‘Novo cangaço’: Los violentos atracos que azotan al interior de Brasil

‘Novo cangaço’: Los violentos atracos que azotan al interior de Brasil

Los delincuentes buscan provincias pequeñas para perpetrar los ataques

El índice de violencia en Brasil creció desde 2020, en pleno inicio de la pandemia. Incluso, pese a las restricciones implementadas en el país para enfrentar el coronavirus, los asesinatos aumentaron un 4,7 % frente a los de 2019 y hubo un homicidio cada 10 minutos.

Según datos del Anuario Brasileño de Seguridad Pública divulgado en julio, más de 50.000 personas murieron de forma violenta en el gigante suramericano el año pasado y la crisis que ocasionó la llegada de la COVID al país, influyó en ello.

No obstante, el informe señaló que 78 % de las muertes violentas en Brasil fueron ocasionadas por armas de fuego. 

En medio de unas cifras tan alarmantes, el número de actos violentos no han disminuido y por lo que se vislumbra los ataques perpetrados por delincuentes están en escalada.

¿Quiénes conforman el ‘novo cangaço’?

Las autoridades han bautizado a las bandas pequeñas y medianas en Brasil como ‘novo cangaço’, nombre que hace referencia al movimiento de delictivo que a fines del siglo XIX y principios del siglo pasado llegaron a controlar territorios del noreste. 

El «cangaço» limitó las fuerzas de seguridad del país, principalmente el grupo liderado por el delincuente Virgulino Ferreira da Silva «Lampião» y su compañera Maria Bonita, muertos a manos de la policía en 1938 y quienes crearon en el nordeste del país su propia ley.

El llamado «nuevo cangaço», sin embargo, comenzó a ser identificado en la región norte y noreste del país hace poco más dos décadas, pero se ha intensificado en los últimos tiempos, según explicó a Efe el experto en seguridad y miembro del Fórum Brasileño de Seguridad Pública (FBSP) Guaracy Mingardi.

Los delincuentes emplean un importante arsenal de armas, entre ellas ametralladoras capaces de derribar helicópteros, las cuales, en su mayoría, son abastecidas por el grupo criminal Primer Comando de la Capital (PCC), la facción más poderosa de Brasil, de acuerdo con los especialistas.

Según Diógenes de Aquino, quien durante años ha estudiado el perfil de las bandas del «nuevo cangaço», los grupos están formados por una «élite» dentro del mundo del crimen, con una gran experiencia en robos y elevada «reputación».

Ataque en Araçatuba

El pasado lunes 30 de agosto la ciudad de Araçatuba, en el interior de São Paulo, vivió una de las escenas más estremecedoras. En el hecho murieron tres personas, dos residentes y una sospechosa de participar en el crimen, incluso el ataque contó con la instalación de 40 explosivos con activación a través de detectores de calor y movimiento.

El grupo empezó el asalto a medianoche y terminó unas dos horas más tarde, contó con drones para monitorear la llegada de la policía, además de vehículos incendiados en las carreteras para dificultar el acceso.

Los atacantes se hicieron con dos agencias de la localidad. Uno de ellos, que funciona como un tesoro regional, tenía la caja fuerte, subterránea, invadida por los ladrones. Por si fuera poco, los individuos se fugaron atando vecinos a la carrocería de los carros como escudos humanos. 

Asalto en Guararema

El intento de robo en cajeros electrónicos en dos agencias bancarias de Guararema, Sao Paulo, terminó en un intercambio de balas entre la policía y los delincuentes. Según las autoridades, al menos 25 criminales armados participaron en el hecho.

En el momento que llegó la policía en el lugar, los delincuentes escaparon en cinco vehículos. Durante la fuga, varios de ellos fueron abatidos por las autoridades.

La toma de rehenes es común para estas bandas delictivas, en este evento los mafiosos tomaron a ciudadanos como escudo humano para huir del lugar.

Asalto en Ourinhos

En la madrugada del 2 de mayo de 2020, cerca de la capital paulista, los ciudadanos vivieron momentos de pánico luego de que 15 asaltantes usaran explosivos para atacar una base de la policía y un banco de la localidad.

Botucatu

Un grupo de 40 hombres atacaron con explosivos el 30 de julio de 2020 al menos tres agencias bancarias de la ciudad. Para esquivar a las autoridades, los delincuentes tomaron a los residentes como escudo mientras abrían fuego contra la policía tal y como lo han hecho en robos anteriores.

Modus operandi

Los delincuentes buscan lugares donde se almacenen grandes cantidades de dinero, como transporte de efectivo o agencias estratégicas, sitios similares al atacado en Araraquara, que sirvió como tesoro para toda la región.

El analista criminal y miembro del Foro Brasileño de Seguridad Pública, Guaracy Mingardi dijo que esta banda delictiva, conocida como «novo cangaço», comenzó en el noreste, con bandidos robando regiones con empresas mineras.

Un punto analizado por las pandillas para definir los objetivos de los ataques son las rutas de escape. Por lo general, son ciudades de tamaño mediano, con tres o cuatro grandes carreteras utilizadas como rutas de escape.

«Los criminales llegan a 30 o 40 personas fuertemente armadas. Cierran algunos accesos con vehículos quemados y, hasta la llegada de una fuerza policial razonable para intervenir, ya han terminado la acción y han huido a través de algunas de estas carreteras», afirmó Mingardi. 

Otro de los ítems que generan alarma en las autoridades es su avance son tecnologías como drones para monitorear el recorrido de la policía, lo que significa estar un paso adelante de las fuerzas de seguridad.

Con información de EFE/BBC

Redactor Venepress
venepress.com
Públicado: lunes, 13/09/2021 - 11:06 AM
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *