Niegan fianza a exenfermera de Chávez en corte de EE.UU

La Fiscalía optó por esa medida ante «riesgo de fuga»

Claudia Patricia Díaz Guillén, quien fue tesorera nacional durante la Presidencia de Hugo Chávez, estará en prisión durante el proceso judicial que se enfrenta en Estados Unidos, según se determinó este viernes en una corte federal de Palm Beach, en el sur de Florida.

Ante su llegada a Estados Unidos, la venezolana compareció en el tribunal y aceptó un pedido de la Fiscalía para que no goce del beneficio de la libertad bajo fianza por «riesgo de fuga».

Díaz Guillén, que compareció en la corte encadenada de pies y manos y con ropa azul oscura, respondió a las preguntas a través de un intérprete durante la audiencia en la cual se le leyeron los cargos de lavado de dinero por los que fue extraditada.

Estados Unidos reclamó a España la extradición de Díaz Guillén para que respondiera por los delitos de “soborno y lavado de dinero”. 

Díaz Guillén junto a su esposo, Adrián José Velásquez Figueroa, fueron acusados en diciembre de 2020 por su presunta participación en una «trama de lavado de dinero y cambio de moneda» por valor de «miles de millones de dólares», según informó el Departamento de Justicia de EE.UU.

La acusación fue presentada por la Fiscalía del Distrito Sur de Florida por el cargo de «conspiración para cometer blanqueo de capitales» y otros dos por «blanqueo de capitales» a través de bancos en Miami.

¿De qué se le acusa?

¿Quién es la defensa de Díaz Guillén?

La defensa de la venezolana la encara Marissel Descalzo quien ha manejado asuntos penales y civiles de organización e individuos acusados de fraude y/o prácticas engañosas.

Incluso, Descalzo formó parte de la defensa de Gabriel Jiménez Aray, un banquero venezolano acusado de conspiración para lavar dinero. Cabe recordar que este se declaró culpable en el año 2018 de estar implicado en el esquema de sobornos y lavado de dinero.

Jiménez Aray conspiró con Raúl Gorrín Belisario, y otros, para adquirir Banco Peravia en República Dominicana para pagar sobornos a funcionarios del gobierno venezolano a cambio de contratos para llevar a cabo planes de cambio de moneda y lavar el dinero.

El venezolano admitió haber facilitado transacciones ilegales y pagos de sobornos a funcionarios extranjeros. Además, facilitó desembolsos en efectivo, transferencias bancarias y otras transacciones financieras con carácter ilícito. Por estos delitos fue privado de libertad por tres años.

Con información de EFE

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta