Murió a los 119 años la persona más longeva del mundo, la japonesa Kane Tanaka

Murió a los 119 años la persona más longeva del mundo, la japonesa Kane Tanaka

Tras su muerte, la persona viva más mayor pasa a ser la monja francesa Lucile Randon

Kane Tanaka, quien nació el 2 de enero de 1903 en la región de Fukuoka (suroeste de Japón), murió este lunes a los 119 años.

Tanaka vivió en cinco eras distintas de Japón (Meiji, Taisho, Showa, Heisei y la actual Reiwa) y se había marcado como objetivo llegar a cumplir 120 años el próximo año, según su familia.

En sus años de juventud tuvo varios negocios, entre ellos una tienda de fideos y una de pasteles de arroz. Se casó con Hideo Tanaka hace un siglo, en 1922, con quien tuvo cuatro hijos y adoptó a un quinto.

La mujer vivía desde hacía algunos años en una residencia para la tercera edad y su presencia era habitual en artículos y programas de televisión japoneses con motivo de su cumpleaños o de la celebración nacional del Día del respecto a los ancianos.

Tanaka estaba reconocida desde 2019 por el Grupo de Investigación en Gerontología (GRG, en sus siglas en inglés) y el récord Guinness como la mujer y persona de más edad del mundo.

Tras su muerte, la persona viva más mayor pasa a ser la monja francesa Lucile Randon, más conocida como hermana André, que cuenta hoy con 118 años y 74 días.

Con información de DW

Redactor Venepress
venepress.com
Públicado: lunes, 25/04/2022 - 01:36 PM
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.