Miami: ¿Por qué el rescate de supervivientes es lento?

Funcionarios advierten que si se entra demasiado rápido en las zonas de hundimiento existiría el riesgo de un colapso mayor

Cerca de cumplirse una semana del derrumbe del edificio de Champlain Towers South en Miami, continúa el operativo de rescate.

De manera oficial se han dado a conocer una baja cantidad de decesos (11 hasta el momento) y un abundante número de desaparecidos (150), generando diversas opiniones en los ciudadanos de que se cumple un proceso “lento”. Las razones son las siguientes:

Riesgo de un colapso mayor

Un total de 55 apartamentos han sido destruidos cuando el edificio colapsó el pasado jueves y dejó una cantidad de escombros entrelazados con losas de concreto y acero retorcido.

Unos 300 rescatistas, entre los que se incluyen los bomberos de Miami, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército y equipos de las fuerzas de defensa de Israel y México se han encontrado en labores de búsqueda a tiempo completo.

Funcionarios advierten que si se entra demasiado rápido en las zonas de hundimiento, existiría el riesgo de un colapso mayor, lo que pondría en peligro a los supervivientes que estarían bajo escombros.

A pesar de eso, las esperanzas de que los supervivientes pudieran colocarse en huecos que queden entre los escombros disminuye, y existe la posibilidad que las maquinarias pesadas que se emplean para retirar los restos del edificio puedan provocar un colapso aún mayor.

La portavoz de Miami-Dade Fire Rescue, Erika Benítez, declaró a New York Times que la operación de búsqueda se ha movido tan rápido como ha podido, y agregó que “mover algo que podría causar un colapso adicional sería negligente”.

Peligro para equipos de rescate

Los encargados de rescatar a las personas desaparecidas laboran bajo condiciones complicadas, calurosas, húmedas y estrechas con turnos de 12 horas.

El subjefe de bomberos de Miami-Dade, Raide Jadallah, recalcó que «No se trata de que simplemente podamos sujetar un par de cables a una roca de hormigón, levantarla y dar por terminada» (…) “Cada vez que hay una acción, hay una reacción”.

Recordó el caso de uno de los rescatistas visto por familiares de las víctimas cayendo por la pila de escombros.

Fuego y lluvia

El operativo de rescate se ha obstaculizado el pasado viernes por un incendio debajo de los escombros, lo que planteó un mayor peligro y el humo pudo verse oscureciendo la zona.

Este incendio fue descrito por la alcaldes de Miami-Dade como “un incendio profundo” y “extremadamente difícil de localizar”.

Asimismo, las lluvias y tormentas han dificultado la operación de búsqueda. Un rayo ocasionó que rescatistas detuvieran dos veces el proceso de búsqueda.

El senador republicano Marco Rubio expresó a Face the Nation de CBS que dentro de los escombros “hay de todo, desde químicos tóxicos hasta fuego, humo y todo tipo de peligros”.

Zanja

Uno de los esfuerzos realizados por rescatar a las personas desaparecida es con una zanja de 125 pies de largo (38 m) y 20 pies de ancho que fue cavada debajo de los escombros y fue utilizada con maquinaria pesada.

Esto con el fin de ampliar el área donde los rescatistas buscarían posibles bolsas de aire y sobrevivientes.

Disminuyen esperanzas

Pasan los días y las posibilidades de encontrar supervivientes baja y la operación se está centrando en la recuperación de los cuerpos.

La ONU suele suspender intentos similares de rescate entre cinco y siete días luego de desastres, una vez que no se han encontrado sobreviviente uno o dos días después

Lea también –  CNE anunció la habilitación de la tarjeta MUD, después de cinco años

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta