Magnate venezolano «oxigena» a Maduro importando gasolina

Magnate venezolano «oxigena» a Maduro importando gasolina

Wilmer Ruperti no solo estuvo involucrado en el paro petrolero de 2002, también financió la defensa de los narcosobrinos

Wilmer Ruperti, empresario venezolano y dueño de Maroil Trading Inc, interviene para evitar que Venezuela se quede sin combustible en medio de la pandemia de coronavirus, reveló la agencia internacional The Associated Press.

Su compañía facturó, en marzo, a la petrolera estatal venezolana, Pdvsa, 12 millones de euros por la compra de hasta 250.000 barriles de gasolina de 95 octanos, en un país no revelado del Medio Oriente.

Pero Ruperti, tiene un historial en el “rescate” del gobierno oficialista, algo que “atrajo” al fallecido presidente Hugo Chávez.

En 2002, alquiló una flota de petroleros rusos para importar gasolina en medio de una huelga, de un mes, en Pdvsa. Posterior a esto, financió la defensa de los dos sobrinos de la primera dama oficialista, Cilia Flores, en un juicio por narcóticos.

Y es que Ruperti fue “condecorado” por Chávez con honores por romper la huelga y vio su negocio como un preciado auge de contratistas de Pdvsa.

En este sentido, si las compañías navieras establecidas y comerciaencantes de producción básico se han alejado del país, no es el caso de Ruperti.

Uno de los documentos obtenidos por AP muestra que su empresa, Maroil Trading AG, con sede en Suiza, abrió cuentas en dólares, euros y rublos en el Derzhava Bank con sede en Moscú en noviembre. Una persona dijo que el gas que Maroil facturó a Pdvsa debería llegar a Venezuela en los próximos días. Russ Dallen, director de Caracas Capital Markets, estima que es suficiente para satisfacer la demanda actual durante aproximadamente una semana.

Los campos petroleros y las refinerías de Venezuela se han derrumbado tras años de mala gestión, más recientemente, las importaciones de combustible que se han ido agotando tras las sanciones impuestas por Estados Unidos (EE.UU), y la pandemia mundial del Covid-19, que ha provocado la caída del precio del crudo, causando así una paralización en el país.

El artículo, señala que en los últimos días, han surgido líneas de gas en la capital, puesto que la mayoría de las estaciones de servicios se habrían cerrado, cuando se agotaron los suministros.

La escasez de combustible en la nación es la última amenaza para el gobierno de Nicolás Maduro, en un momento en que está bajo una intensa presión de EE.UU para que renuncie.

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *