Los cirineos electorales

Los cirineos electorales

Uno debe estudiar los listados correspondientes y votar o abstenerse en caso de que solo se hayan candidateado choros y piratas

Los cirineos electorales, por Domingo Alberto Rangel

La pesada carga que lleva a cuestas el presidente Nicolás Maduro, a ratos y en cierto sentido recuerda la escena del Gólgota con Jesús de Nazaret repechando el monte donde lo van a crucificar.

Simbólicamente el Nazareno mayor llevaba con la cruz el peso de todos los pecados que la humanidad había cometido, asunto injusto. Pero ¿Quién es uno para interpretar la decisión de un personaje que a la vez es Dios y también humano?

Lea también –  El ciudadano Saab

En cambio el peso que  gravita sobre la presidencia de Maduro, impidiéndole a su gobierno estabilizarse, muy a pesar de la mediocre y ladrona oposición que enfrenta; en parte es su responsabilidad, en parte la de otros.

Y por ello, obviando las distancias entre ambos casos, solamente señalo y aclaro no vayan a salir representantes del cotolengo religioso a declararme si no ateo, al menos agnóstico, que ambos personajes: Jesús y Nicolás aligeraron sus cargas mediante ayuda externa.

¿Quiénes son los cirineos electorales de Maduro?

Uno de estos personajes, «el Grande»,  mediante la acción directa de Simón Cirineo y nuestro presidente, socorrido por unos cirineos (as) electorales plurales que, según el nuevo CNE, ya pasan de 100 los “partidos” legalizados en nuestra Venezuela.

A cualquier observador extranjero le parecerá harto curioso que en un país del que recientemente millones de connacionales han salido a la carrera, en el cual los servicios funcionan como los números ganadores en la lotería, donde el desempleo va en escalada, y los salarios son pírricos -con o sin socialismo, con o sin sanciones yanquis-; hayan más de 100 grupos que quieren hacerse del poder.

"No soy abstencionista porque la Constitución vigente, a diferencia de la anterior del Puntofijismo, nos da la libertad de votar o quedarse en casa"

Domingo Alberto Rangel, articulista
El calvario de la legalización partidista

Y demócrata convencido veo que es más civilizado, económico, y menos incruento; ponerse de acuerdo los interesados para elegir, entre todos al mandamás, en vez de coger el monte o seguir cualquiera de los cursos para terrorista que abundan en internet. Para la segunda opción no es necesario someterse al calvario que en nuestra patria significa legalizar un partido.

Quizás por eso no rezongo la evidente violación del 186 de la vigente CRBV al llevar abusivamente las curules de 167 a 277. Sin embargo me parece que al nuevo CNE se le ha ido la mano al legalizar tanto maletín disfrazado de partido.

...

"A un famoso político ya condenado y sin tarjeta, que a través de un amigo común me pidió opinión, luego de darme cantidad de argumentos jurídicos que supuestamente apoyan la abstención… le recomendé que en un país donde peatones, automovilistas, motorizados y policías “se comen las luces”, ¡no vale la pena estar recitando artículos de la ley supuestamente violada!"

Domingo Alberto Rangel, articulista

¿Abstencionistas con canasta básica asegurada?

Mejor y más didáctico sería poner de premio un carro o una moto, y que honradamente se la gane quien en una tarima y con adminículos electrónicos para evitar que al concursante le soplen la respuesta, recite ante el público munido de tapabocas -no faltaba más- uno a uno, los nombres que caracterizan a más de 100 partidos existentes según el CNE.

La realidad es que ante una agenda tan apretada para presentar candidatos y con el COVID-19 asustando a los electores, es difícil tomar una decisión, pero hay que hacerlo porque los 4 gatos abstencionistas parece que tienen su canasta básica asegurada, seguramente vía “ayuda humanitaria”, y todo el día fastidian con su rintitin de estupideces y mentiras del tipo “régimen comunista no sale por votos” etc.

Candidatearse en una lista de piratas

Decisión que no es fácil porque por otro lado en el mercado electoral circulan sotto voce las ofertas de “tengo tarjeta… se buscan candidatos”… “pero antes de inscribirse no olvide pagar una coima en dólares”, situación que una persona medianamente patriota le impide ser candidateado por una lista de piratas, cuando no sinvergüenzas o ambas cosas.

Uno debe estudiar los listados correspondientes creo… y votar o abstenerse en caso de que solo se hayan candidateado choros y piratas que han de ser votados por sus pares.

Y sobre la cantidad de maletines trasformados en “partidos” por el nuevo CNE, sigo proponiendo lo mismo porque vale la pena.

¡Que en futuras elecciones el cuerpo dirigido ahora por Lady Alfonso permita la inscripción de todo bicho (a) de uña que desee aparecer colgando de un farol, pero, eso sí,  que antes firme con una empresa  privada y seria, un seguro de fiel cumplimiento,  si no saca al menos 0,5% de los votos emitidos, que le ejecuten la fianza!

Al primer pirata que pierda el apartamento o el vehículo, no vuelve a candidatearse ni para el condominio, y para la siguiente elección los partidos participantes no serán más de 10. Créanlo.

Lea también –  USA no es Suiza

Domingo Rangel
Periodista
Públicado: lunes, 13/07/2020 - 04:00 PM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *