Lanzan piedras a fundación que atiende migrantes venezolanos en Bucaramanga

La mujer que lanzó piedras al recinto fue captada por las cámaras de seguridad

Los actos de intolerancia contra este tipo de instituciones ya han sido reportados con anterioridad. Sin embargo, parecen seguir sufriendo actos vandálicos como el de la madrugada de este miércoles cuando una mujer arrojo piedras a la fundación Entre Dos Tierras, en Bucaramanga.

“Esto se llama daño en bien ajeno… Hoy a las 3:28 de la mañana fuimos víctimas de este ataque, no entendemos por qué lo hizo, no sabemos quién lo hizo, sabemos que su brazo izquierdo esta enyesado. Como dijo una buena amiga: y no íbamos a salir siendo mejores personas después de la pandemia?”, escribió la entidad a través de su cuenta en Instagram, junto al video en el cual quedó registrada la agresión.

Las cámaras de seguridad captaron el momento en el que la mujer, con una gorra Gerda, pantalón negro y suéter gris, se acerca a las instalaciones y empezamos a lanzar piedras contra el recinto.

Según explicó la directora de la fundación, Alba Pereira, en diálogo con Vanguardia, los empleados fueron los primeros en enterarse de los daños, cuando se llegar al sitio sobre las 4:00 a.m. para iniciar con las labores de cocina. La ventana quedó “descuadrada” y debió ser reparada en su totalidad, según manifestó, además, no hay conocimiento sobre los detonantes del ataque, pues se cree que la agresora no estuvo en las instalaciones del lugar.

“No tenemos ni idea. Esa persona no mueve el brazo izquierdo, ampliamos la imágenes y se logra percibir que tiene un yeso. Desde que estamos en esta sede no hemos atendido personas enyesadas, dudamos que sea algún beneficiario. No sabemos el porqué de la retaliación contra la sede… Lo único claro es que tenemos que seguir hacia adelante con nuestro trabajo”, expuso Pereira

La organización busca brindarle asistencia, apoyo y orientación a los venezolanos en dicho país. En total cuentan con 23 voluntarios, permitiendo brindar cerca de 10.000 ayudas mensuales. “La gente llega, se registra, entra y come. No se permite sacar alimentos del salón. Contamos con protocolos de bioseguridad y se les exige la documentación para hacer el registro”, añadió su directora.

Registro de amenazas

Ya son varios los registros de agresión a la institución. En julio del 2019, esta recibió un panfleto, que se atribuyó al Bloque Central de las autodefensas, y en el cual se solicitó que los establecimientos que tuvieran venezolanos como empleados debían remplazarlos.

“Llegó la hora de la limpieza para todo Bucaramanga. Gamines y ladrones, que por lo general son venezolanos, van para el piso, al igual que quien los acoja. […] Quien los acoge está de acuerdo con al delincuencia”, se lee en el comunicado difundido por aquel entonces.

Con información de Infobae

Lea también –  Australia adquiere submarinos nucleares de EE.UU

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta