La otra cara de la COVID-19 en Venezuela

La otra cara de la COVID-19 en Venezuela

Niños y adultos mayores como los más afectados por las consecuencias del confinamiento

La COVID-19 está marcando un antes y un después en el mundo; sin embargo, en Venezuela parece ser solo otro factor que agrava la crisis en el territorio nacional. Aun con el aumento de contagios y los esquemas dado por el gobierno venezolano, existe otra cara de este confinamiento en el que los niños y ancianos son los más afectados.  

La otra cara de la COVID-19 en Venezuela

Niños ante el confinamiento en Venezuela

Según Cecodap, la cuarentena por la pandemia COVID-19 ha impactado en la salud mental de los niños en el país. Datos que fueron adquiriendo debido a las denuncias de violencia intrafamiliar y el reporte de alza en las consultas por trastornos mentales en lo que va de año.

En este sentido, afirmaron que en más de la mitad del año atendieron alrededor de 1.458 consultas en 18 de los 23 estados del país, frente a las 1.115 personas de todo 2019.

De este modo, agregaron que la rabia, tristeza e incertidumbre son otras emociones expresadas por los niños, indicó el psicólogo y coordinador del servicio de atención psicológico en Cecodap, Abel Saraiba a Reuters.

COVID-19 en los niños de Venezuela

"Tenemos una emergencia humanitaria compleja sobre la que cabalga una pandemia (…) la combinación de estos factores produce un deterioro de las condiciones de vida"

Abel Saraiba

Salud mental por confinamiento de COVID-19 en Venezuela

A su vez, la institución alegó que debido al confinamiento, el principal motivo de las consultas ha sido la alteración del ánimo en los niños, con depresión o ansiedad que, en febrero llegó a representar nueve por ciento de casos en junio fue de 31%, de los cuales 20% tenían inclinaciones suicidas.

«Los problemas del país no comenzaron con la pandemia. Había una emergencia previa y esta emergencia hace que la pandemia nos golpee aún más fuerte», añadió Saraiba, en referencia a la precariedad del sistema de salud y educativo del país petrolero, sumergido en la hiperinflación desde 2017, en medio de fallas recurrentes en servicios agua y luz.

De acuerdo con Saraiba, en el país «no hay estadísticas públicas a las que podamos acceder para poder darle la dimensión adecuada a esta problemática (con los niños), que no ha sido priorizada dentro de la respuesta a la pandemia en Venezuela».

18,55% de infantes para mayo con COVID-19 en Venezuela

"Llegar a todos los niños y adolescentes con servicios esenciales, suministros de salud y continuidad educativa es parte de nuestra misión diaria, y en tiempos de emergencia, como la pandemia por la COVID-19, nuestro trabajo cobra especial relevancia, y demostramos que nunca nos rendimos para llegar a cada niño"

Unicef

Para mayo 18,55% del total de casos de COVID-19 eran de niñas o adolescentes, según la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

La comunicación con los niños durante la pandemia

"La COVID tiene un impacto en términos de enfermedad y contagio muy bajo en niños, pero nosotros alertamos sobre los efectos colaterales de la COVID; es decir, en la medida en que tenemos un aislamiento y una cuarentena tan prolongada se incrementan las tensiones en la familia, el estrés en la familia, el no poder retomar la rutina, y eso tiene un impacto determinante en la dinámica escolar y, especialmente, en la vida de los niños"

Carlos Trapani, director de Cecodap

Al respecto, la psicóloga Blanca Suárez en declaraciones para VOA sostuvo que es fundamental escuchar y atender a los infantes, y estar presente en la comunicación y mostrarles diversos juegos porque es normal que puedan sentir incertidumbre y ansiedad.

Problemas crecimiento y obesidad en los niños

Pero no solo la salud mental es la que está en peligro, puesto que según el endocrinólogo Carlos Antillón en un artículo para Efe manifestó el riesgo de crecimiento y obesidad por confinamiento en los pequeños.

A su juicio, los niños en edad escolar podrían dejar de crecer hasta 3 centímetros y aumentar, en promedio, 1 kilogramo por mes debido principalmente al encierro generado por la pandemia por coronavirus.

El mismo aseguró que los cambios en el ritmo de sueño, el sedentarismo, los hábitos alimentarios desajustados, la falta de luz por la escasa exposición solar y el uso de dispositivos electrónicos son algunos de los factores que pueden incidir en que los niños crezcan menos y pesen más.

Reducción de horas de juegos en los pequeños

También expresó que desde la llegada de la pandemia se han percatado de que los pequeños han reducido sus horas de juego y al no poder salir «están haciendo menos ejercicio en general».

De este modo, cuando los pequeños están encerrados hay una mayor limitación de espacio «no pueden correr, apenas si pueden saltar y lo máximo que pueden hacer es moverse por la casa», argumentó.

Antillón también destacó el cambio significativo en los hábitos de alimentación; por lo que, planteó a los padres que deben cuidar no solo la cantidad sino la calidad de la comida y por ello se debe evitar que los infantes coman muchos carbohidratos.

La otra cara de la COVID-19 en el país

Los ancianos son la población más débil para el confinamiento

Para noviembre de 2019, un informe coordinador por la ONG Convite y HelpAge ya mostraba la situación de los ancianos en Venezuela, puesto que tres de cada cinco persona mayores se acostaba con hambre, una de cada diez se acostaba todas las noches con hambre y el 23 % de las 1.200 personas que entrevistaron vivían solas.

Ante esto, el director de Convite, Luis Francisco Cabezas, explicó el contexto en el que los ancianos vivían antes de la llegada de la COVID-19.

Aumento de suicidos en adultos mayores

En Venezuela no había existido una articulación de sistemas de protección para personas mayores, y siempre se mantuvo la etiqueta de ser un país joven.

"Este año vimos cómo se ha incrementado la cantidad de adultos mayores que solo come dos veces al día, no tiene acceso a medicinas, depende de la caja CLAP para alimentarse, a pesar de que un 60 % dice que la recibe de manera irregular (…) Si revisamos los números diarios de fallecidos en Venezuela, casi el 60 % son personas mayores a sesenta años."

Luis Francisco Cabezas

En su opinión, «la emergencia previa los exponía a una vida en condiciones precarias de manera prolongada, y el coronavirus aceleró el proceso del desenlace letal».

La pensión en algún momento llegó a cubrir 95% de la canasta básica

En el informe de ambas instituciones se resaltó como las personas mayores de los sectores populares siempre han estado en condiciones precarias lo que los ha llevado a mecanismos de solidaridad y de convivencias; mientras que, aquellas en clase media se han enfrentado al mismo proceso de desnutrición de su forma de vida,  sin la construcción de redes de apoyo.

Esto último ha provocado un impacto importante en la autoestima; lo que ha traído como consecuencia un deterioro importantísimo de sus condiciones mentales.  

Limitante de medicamentos como causa de sucidios

Dentro de este orden de ideas, en 2019 el documento indicó un incremento predeterminante de suicidios en ancianos. ¿Causas? Una de las más sonadas es la limitante al acceso de medicamentos de contención farmacológico. También está la soledad.

Junto a la llegada de la pandemia se suman dos elementos nuevos: el confinamiento y el viejismo (proceso elaborado de estereotipos y discriminación sistemática contra las personas debido a que son mayores).

Asimismo, con la cuarentena prolongada, hay que sumarle la posibilidad del maltrato familiar en el que las mujeres, los niños y los ancianos sueles salir perdiendo.

Todos somos vulnerables a la COVID-19

Aunque para toda la población aplican las mismas medidas de prevención, en los adultos mayores se puede notar un trato discriminatorio. Un ejemplo de ello es con el alcalde de Cumanacoa, estado Sucre, cuando mencionó que los comercios que les vendieran a personas mayores de 70 años iban a ser multados.

"Muchas personas mayores trabajan, por ejemplo, y limitar su movilidad significa que pueden ser despedidos de sus trabajos. Generalizar medidas para la vejez tampoco debería ser tan fácil, porque hay muchos tipos de vejeces."

Luis Francisco Cabezas

Un colectivo diverso

Por otra parte, 44% de las personas mayores dicen que su salud ha desmejorado y 59% dice que no ha acudido a un centro de salud en lo que va de año. Ahora con la pandemia ha generado una nueva cultura de miedo para buscar ayuda médico, precisó el especial sita a Cinco8.

Cabezas ha exhortado a la aprobación de fondos por parte de la solicitud de la Asamblea Nacional. En un artículo del 21 de julio, en el portal de Convite, dice sobre esos fondos: “Sean pocos o muchos, son necesarios y se espera que desde el Estado no se obstaculice el ingreso de los mismos y se les permita a las organizaciones ejercer su labor en el país».

Le puede interesar – Pandemia agravó la crisis venezolana

Bethania García
Periodista
Públicado: domingo, 20/09/2020 - 12:16 PM
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *