La Guajira, sinónimo de desnutrición y crisis sanitaria

Las familias logran consumir cuatro platos de comida al día

La difícil situación del país no solo se ha visto inmersa en la población urbana sino en lo más afectado que han sido los indígenas como los del municipio de La Guajira en el occidente del país, donde la desnutrición es una constante.

No obstante, con la pandemia de la COVID-19 los problemas de sanidad y de alimentación se profundizaron, aunado al cierre de la frontera colombo – venezolana, de donde surgían los alimentos y algunos insumos para la población, informó la organización Provea.

Desnutrición en La Guajira

En el municipio fronterizo desde el año 2016 se contabilizan entre 20 a 50 casos de desnutrición graves, pero en el segundo trimestre del 2020 los índices aumentaron junto a ellos la muerte por hambre.

Tras el cierre de la frontera la administración de Nicolás Maduro se iba a encargar de enviar alimentos que al menos lograra cubrir la demanda por un mes, pero esto solo alcanzó solo por seis días.

Asimismo, en el sector de Laguna de Sinamaica, una de las reservas ambientales más extensa del estado Zulia, registró que con una población con más de ocho comunidades, 90% de la población es de pobreza extrema.

Provea en un reporte de fallecidos sostuvo que mayormente son niños que comen una vez al día o interdiario, y los padres no logran cumplir la canasta básica

En lo que va de 2020 los niveles de desnutrición han afectado frontalmente al modo de vida de las personas, puesto que el consumo de alimentos ha disminuido de hasta cuatro platos de comida por familia en una semana.

La dieta de las familias se redujo significativamente, en algunos casos se llega consumir alimentos una vez al día bajos en grasas, calorías y proteínas. Asimismo, las fuentes de agua se encuentran contaminadas o simplemente secas producto de la fuerte sequía y la falta de limpieza de los pozos artesanales.

Lea también – ¿Qué ocurre con el suministro de gasolina en el interior de Venezuela?

Crisis de sanidad en La Guajira y otros sectores

No solo la escasez de insumos y centros de salud en el sector cuentan, también los criaderos de zancudos debido a la baja calidad de agua que han propagado el brote de dengue.

A su vez, entre enero y marzo, hubo un repunte de diarrea y fiebre en la población logrando alcanzar 250 casos atendidos en la emergencia de los Hospitales Paraguaipoa y Sinamaica.

410 casos de síndrome viral, 200 de fiebre y 15 de hepatitis

COVID-19 en La Guajira

Sin embargo, con el coronavirus se aisló el Hospital Binacional de Paraguaipoa, ya que según las autoridades de salud una enfermera dio positivo.

Dentro de este orden de ideas, se activaron transportes para el personal médico pero insuficiente porque quienes lo «aprovechan» son los sistemas de seguridad, en relación a los pacientes solo se cuenta con dos ambulancias para todo el municipio.

Según el censo poblacional de 2011 realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los indígenas representan el 2,7% (724.592) de la población nacional (27.277.930). En la región zuliana habitan 443.544 indígenas, es decir, el 61,2% de la población indígena nacional—72,3% son alfabetas, apenas por encima del promedio nacional, 70,8%.

PROVEA

Le puede interesar – Realizaron pruebas PCR en supermercado de Baruta

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Destacado
¿Qué ocurre con el suministro de gasolina en el interior de Venezuela?
La polémica Fiscal del caso contra Maduro
¿Por qué tiembla en México con tanta frecuencia?
Abogados conmemoran su día con la justicia en cuarentena
Partidos políticos clonados
Así será la nueva cuarentena radical en Venezuela
La polémica gestión del Procurador de Guaidó
El ranking del coronavirus en América
La niña que ayudó en la beatificación de José Gregorio Hernández
El internet, un desafío para el teletrabajo en Venezuela

Deja una respuesta