La ecuación política CNE: Tres oficialistas y dos opositores

La vieja directiva estaba integrada por un solo opositor y cuatro rectores con tendencia pro gobierno

La ecuación política que define la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) sobre los cinco nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE) implica que el chavismo intenta abrir juego con un ala del recién dividido partido Acción Democrática (AD) y los miembros de la Mesa de Diálogo Nacional (MDN). Mas la jugada aun no está claro que tendrá éxito.

Esto implica que quedaron fuera Voluntad Popular, y los grupos de oposición radical encabezados por María Corina Machado y Antonio Ledezma, que no participarán en las elecciones parlamentarias.

El esquema es tres rectores del chavismo, la presidenta Indira Alfonzo, quien hasta hoy ejerció como presidenta de la Sala Electoral del TSJ, y que ahora sustituirá a Tibisay Lucena. Los otros dos miembros del chavismo son Gladys María Gutiérrez Alvarado (vicepresidente del nuevo CNE), actual magistrada del TSJ y quien se actuara un tiempo como presidenta del máximo tribunal.

Lea también –  Indira Alfonzo, la magistrada que sucede a Lucena

Se desempeñó como Procuradora General de la República durante el gobierno de Hugo Chávez y fue su embajadora en el reino de España. También tuvo actividad política como candidata a diputado y a gobernadora por el Estado Nueva Esparta.

La tercera rectora. Finalmente es Tania D´Amelio es actual directiva del CNE que repetirá en el cargo, impulsada desde el oficialismo. Está como rector del CNE desde el año 2010. Hasta el año 2005 había sido diputada por el oficialista MVR a la Asamblea Nacional.

Los cambios en la oposición

Los cambios vienen entre los dos rectores que, en el acuerdo político, estarán defendiendo los intereses de los opositores.

El más claro de ellos es José Luis Gutiérrez Parra, abogado administrativo, de 57 años que cumplirá este sábado 13 de junio. Viene claramente impulsado por su hermano, Bernabé quien, como secretario de organización, desde hace muchos años es la mano derecha del secretario general de AD, Henry Ramos Allup en el partido blanco.

José Luis Gutiérrez es funcionario de la dirección de Partidos Políticos del CNE.

Pero oficialmente, Henry Ramos Allup desconoce ese CNE y alega que su partido no ha postulado a nadie al Poder Electoral.

Rafael Simón Jiménez

El otro personaje que defenderá los intereses de la oposición es Rafael Simón Jiménez. Historiador y político de toda la vida en Venezuela. Es del estado Barinas.  Fue militante, dirigente y diputado del MAS, durante la llamada IV República y de similar actividad en los primeros tiempos de este siglo, cuando actuó como parlamentario y dirigente político del MAS, y del partido Podemos, escisión del MAS. En esta época también militó en Un Nuevo Tiempo.

Jiménez es un personaje político de discurso denso, que exhibe amplia formación. Siempre ha estado en la onda de defender la realización de elecciones. En su lucha política se ubica desde hace años en la oposición al chavismo, aunque militaba en el MAS en 1998 cuando esta organización respaldó a Hugo Chávez.

No milita en partidos desde hace varios años.

¿Quiénes son los suplentes?

Entre los nombres de los suplentes están Luis Fuenmayor Toro y Juan Carlos Delpino, hijo de un expresidente de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) y que viene de UNT. Esto sugiere la intención del madurismo de lograr que sectores de oposición se incorporen a las elecciones que se preparan para diciembre. 

La definición del acuerdo

Estas designaciones del TSJ dejan ver la intención del oficialismo de que AD se incorpore un acuerdo político que parece sellado ya con los partidos integrantes de la Mesa de Diálogo Nacional, Cambiemos, MAS, Copei y Avanzada Progresista.

Mas el jefe de AD ha rechazado tal invitación y ha anunciado que la tolda blanca no participará en procesos electorales ilegítimos convocados por un CNE írrito. Si esto se mantiene así sería un fracaso importante para el oficialismo, ya que el propio Ramos Allup había dicho hace meses que no se quedarían de brazos cruzados para unas elecciones. 

Lea también –  «Nadie» validará designación de un nuevo CNE por el TSJ

Acuerdo débil

Sin embargo, AD puede no participar oficialmente en las elecciones, pero podría hacerlo extraoficialmente aportando la maquinaria. La participación de los adecos en las elecciones puede ser oficial si recuperan la legalización del nombre ante el CNE. Pero también podría ser oficiosa, es decirse mueve la maquinaria del partido en función de otra tarjeta en la que se postulen sus candidatos.

Es temprano para hacer elucubraciones sobre lo que piensa hacer Ramos Allup en las actuales circunstancias y qué es lo que convendrá decidir dentro de unos meses.Pero, por ahora luce un acuerdo débil que no convoca a la oposición más importante del país, AD, Primero Justicia, Voluntad Popular y UNT.

El acuerdo de este viernes aun no define la ecuación política que regirá en la campaña electoral de las elecciones parlamentarias en ciernes.

Sectores importantes de la oposición no están satisfechos ya que esperaban una ecuación 2-2-1, que señalara equilibrio de fuerzas en el CNE con un independiente de presidente del ente comicial nombrado de común acuerdo, que era otra de las opciones en juego.

La ecuación política que predominará en adelante en el CNE es de tres oficialistas frente a dos opositores. Esto como parte del acuerdo político en la MDN, ya que actualmente solo había un opositor como rector frente a cuatro oficialistas.

Este nuevo CNE debe inicialmente convocar las elecciones, se estima que para diciembre, de manera que se cumpla el lapso legal de seis meses antes de las votaciones y que puedan quedar electos los nuevos diputados antes del 5 de enero cuando vence el período del actual Poder Legislativo encabezado por Juan Guaidó.

Lea también –  «Las inconsistencias del TSJ en la designación del nuevo CNE

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Destacado
La ecuación política CNE: Tres oficialistas y dos opositores
Indira Alfonzo, la magistrada que sucede a Lucena
¿Quién es el espía de Nicolás Maduro en Colombia?
Las inconsistencias del TSJ en la designación del nuevo CNE
«Pasticho ideológico»
Detrás de los cinco nombres del CNE
El último intento de la oposición por ir a las parlamentarias
Reconstrucción de Notre Dame está muy cerca
El efecto de la pandemia en Latinoamérica
La sombra de Tibisay Lucena en el CNE

Deja una respuesta