La economía de Venezuela crecerá al ritmo más rápido en 15 años

Las estimaciones fueron consideradas por analistas

Se pronostica que la economía de Venezuela se expandirá al ritmo más rápido en 15 años, marcando un rebote para un país que recientemente surgió de la recesión más profunda de América Latina, según reseñó Bloomberg.

Se espera que el producto interno bruto (PIB) crezca un 8,3% este año, luego de hacerlo 1,9% en 2021, según una encuesta de Bloomberg a cinco economistas. El país sudamericano se está levantando con un aumento en la producción de petróleo y una expansión de ingresos fiscales y crédito bancario, lo que sugiere que la demanda interna está aumentando, según la agencia de noticias.

Los economistas habían pronosticado un crecimiento del 5,2% a diciembre. El Banco Central de Venezuela (BCV) no ha publicado datos oficiales del PIB desde 2019.

“El titular podría ser: ‘El país que siempre ha hecho mal ahora está creciendo’. Pero cuando observamos la historia reciente, vemos que no es nada comparado con los niveles de recesión que hemos tenido”, dijo Angel Alvarado, miembro principal de la Universidad de Pensilvania y fundador del Observatorio de Finanzas Venezolanas (OVF), durante una presentación en la que lanzó un pronóstico del 11,5% de crecimiento este año.

Alvarado dijo que el país necesitaría registrar un crecimiento de dos dígitos durante una década para que regrese al tamaño que tenía en 2012.

Producción de petróleo

Por ahora, Venezuela se está beneficiando ya que los precios del crudo se han disparado casi un 50% este año a alrededor de USD 115 por barril. Con más ganancias extranjeras de su mayor exportación, las importaciones y el consumo están en aumento.

Mientras tanto, el asediado sector energético del país ha logrado más del doble de producción en los últimos dos años, a alrededor de 700.000 barriles por día (bpd) de crudo. El país tiene las reservas de petróleo más grandes del mundo y una vez bombeó 3 millones de barriles por día.

Sin embargo, la producción se está nivelando y el sector está desesperado por una mayor inversión extranjera, lo que actualmente se ve obstaculizado por las sanciones económicas que impiden que las empresas estadounidenses hagan negocios con la compañía petrolera estatal de Venezuela, Pdvsa.

Si Estados Unidos alivia las sanciones, nuevas inversiones podrían impulsar un impulso adicional a la producción de hasta 300.000 bpd, escribió Guillermo Guerrero, estratega de EMFI Group Ltd., en nota a los clientes.

Bloomberg

Deja una respuesta