Hallaron el cuerpo de Olivia, una de las niñas desaparecidas en España


El padre de las niñas fue el responsable de su desaparición el pasado 27 de abril

Desde el pasado 27 de abril, la desaparición de dos niñas, Olivia y Anna, ha tenido en vilo a España. Tras la intensa búsqueda de las autoridades, este jueves apareció el cuerpo de la pequeña de 6 años, Olivia Gimeno, a 1.000 metros de profundidad en las costas de Tenerife.

Fuentes próximas a la investigación explicaron a EFE que se han encontrado dos bolsas, en una de ellas estaba el cuerpo sin vida de Olivia, y la otra estaba vacía.

La niña y su hermana Anna, de un año, desaparecieron el pasado 27 de abril, día en que su padre, Tomás Gimeno, de 37 años, debía entregarlas en casa de su exesposa, Beatriz Zimmermann, tras pasar la tarde con las pequeñas.

Sin embargo, la madre no volvió a verlas. Por su parte, el padre de las menores fue visto por última vez en la marina de Santa Cruz de Tenerife cargando su lancha con varias bolsas y llegó a zarpar hasta en dos ocasiones, aunque nunca fue visto con las menores.

El perfil de Tomás Gimeno

Gimeno, de 37 años, llevaba tiempo separado de Beatriz Zimmerman, la madre de las niñas. No era la primera vez que amenazaba a la madre de las pequeñas con no volver a verlas, sin embargo, a diferencia de otras oportunidades Zimmerman informó a las autoridades de lo sucedido y contó que en diciembre pasado su expareja había hecho advertencias similares.

El padre de las niñas nació en la isla Tenerife, España, en un familia de renombre, adinerada, dueña de muchos tierras agrícolas. El hombre administraba varias empresas vinculadas al sector de las flores y plantas. Sin embargo, la relación con sus seres más cercanos no era buena.

Además, tenía fama de problemático en la isla, le gustaba la vida nocturna, peleaba constantemente con otras personas en bares y discotecas e incluso fue acusado de robos, a pesar de ser una persona adinerada. Incluso, en su historial delictivo, aparecen intentos de estafa para cobrar seguros de barco y vehículos, y numerosas multas de tráfico.

Antes de las desaparición de las dos niñas, Gimeno había manifestado su deseo de irse de Tenerife. El hombre le había dicho a la madre de sus hijas que “una cosa es salir de la zona de confort, y otra es cambiar de continente”. Supuestamente, esto se lo dijo cuando se enteró que Beatriz había rehecho su vida con un empresario belga.

Al parecer, no pudo aceptar la relación de su exmujer con otro hombre. “Qué fácil aceptar que pierdes una familia con la que llevas toda una vida, perder el control de tus hijas”, le habría dicho a su ex, según informó un portavoz de la familia.

Con información de Infobae

Lea también –  España garantiza 6,3 millones de euros para combatir migración latinoamericana

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta