Grandi: El mayor problema del venezolano es la pobreza

Grandi: El mayor problema del venezolano es la pobreza

El diplomático sostuvo que desconocen el tiempo que se necesitará para mejorar la situación en Venezuela

Filippo Grandi, el alto comisionado de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), expresó este miércoles que el principal problema de los venezolanos es la pobreza y advirtió el empobrecimiento que sufre toda Latinoamérica agudiza la crisis.

El diplomático italiano alertó que la COVID-19 ha empeorando la tendencia e insistió en su deseo de continuar colaborando con las autoridades venezolanas y el resto de los gobiernos latinoamericanos para asistir tanto a los que han huido en busca de asilo y refugio como a los que han regresado a Venezuela o los que permanecen en el país.

Ayuda recaudada para la migración venezolana

En cuanto a la Conferencia de donantes ante la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, realizada el pasado martes, indicó que fue “muy satisfactoria” con una contribución de 2.500 millones de euros logrados. 

El funcionario espera que con este dinero se pueda ayudar a la gente con pobreza, a lo que considera el mayor problema en Venezuela. «A pesar de que los venezolanos sufren por la pandemia desde el punto de vista sanitario, por lo que realmente están sufriendo es por la economía”

"Espero de verdad que los recursos logrados en esta conferencia puedan ayudar. A corto plazo para darles un poco de dinero para que sobrevivan y puedan tener una vida más estable. La conferencia no solo tenía una vertiente humanitaria, también financiera, y esperamos que sirva para que los países fortalezcan sus redes asistenciales y no solo puedan proteger a sus ciudadanos, sino también a los venezolanos"

Filippo Grandi
Señalamientos por el oficialismo

Con respecto a las acusaciones del líder oficialista, Nicolás Maduro, contra Acnur señalando el organismo de “cobardes y bandidos” y la declaración de estar al servicio de Estados Unidos (EE.UU), manifestó “somos una organización humanitaria y lo que hacen es porque creen que la gente que ha huido de Venezuela necesita ayuda, al igual que los países que los han acogido.»

Enfatizó, en una entrevista para EFE, que ha «discutido muchas veces con el gobierno de Venezuela y siempre dicen: ‘ayuden a nuestra gente, incluso a los que están fuera’. Así que hacemos lo que quieren que hagamos”.

Retorno de venezolanos ante la pandemia

Sin embargo, con aquellos que han regresado al país sostuvo que si es de manera voluntaria, se tiene que ayudar como a cualquier otra persona, pero “debemos  tener en consideración (…) que estamos en tiempos de COVID-19. El movimiento descontrolado de personas es peligroso. Y debemos evitar que cualquier tipo de desplazamiento ayude a expandir la pandemia. Eso ni interesa a Venezuela, ni a ningún otro país de la zona”.

A quienes regresan por desesperanza, resaltó que “no es buena razón para volver”, de manera que se necesitan encontrar soluciones en las otras naciones. 

No obstante, aquellos que vuelven «porque tienen hambre, porque no tienen dinero, debemos solucionar esos problemas humanitarios allí. Y que puedan volver si quieren hacerlo, pero no por desesperación”.

A su juicio, no cree que la pandemia actual sea la razón para este regreso, más bien, atribuye al fenómeno a la pobreza, la cual calificó una emergencia.

“¿Qué es lo que hace la mayoría de los refugiados y migrantes? Pequeños negocios o trabajos en la construcción o en el servicio doméstico. Y esos son los primeros trabajos que desaparecen con el confinamiento. No solo en Latinoamérica, lo vemos en Europa, en EEUU. Toda esta gente, cuando no tiene trabajo, siente algo más de hostilidad y se desesperan y dicen, tengo que regresar. Y quizá no tienen en cuenta todos los riesgos de esta decisión, riesgos sanitarios, pero también que se puede pasar cuando regresan... así que es necesario que esa decisión sea más equilibrada.”

Nombre Apellido

Dentro de este orden de ideas, mencionó que no se tienen estadísticas de cuántos venezolanos han vuelto a su país porque algunos han optado por formar irregulares, aunque se habla de 20.000 a 50.000.

Grandi acotó que la mejor solución es que vuelvan a casa, pero desconoce el tiempo que se va a necesitar para lograr mejorar la situación en Venezuela, mediante una salida política no violenta, dado a que las dificultades en los últimos dos años para acceder, «así que desgraciadamente tenemos que hacer planes a medio plazo y dar a los países de acogida los recursos necesarios para absorber a los venezolano”.

A su vez, puntualizó que continuarán trabajando para tener acceso a la gente que necesita ayuda, pero desde un punto de vista totalmente “apolítico”.

Afirmó que no está  «interesado en política, no es mi trabajo, mi trabajo es ayudar a la gente necesitada esté donde esté». 

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *