Gigantes petroleras, en la mira de las autoridades por supuesta exportación de crudo venezolano

La red de contrabando usaba la infraestructura de Ecopetrol en Colombia

Una red de contrabando del más alto nivel habría logrado abrir una ruta ilegal para exportar crudo venezolano usando la infraestructura de Ecopetrol en Colombia, según la labor de rastreo de la Policía colombiana.

Un reportaje de Noticias Caracol reseñó los detalles de la operación que mantiene en alerta a las autoridades colombianas y estadounidenses. El general Jesús Alejandro Barrera, director de la Policía de Carabineros y Seguridad Rural, aseguró: “Mensualmente, si hacemos un cálculo, estaríamos hablando de un millón de barriles que serían exportados, con todos los trámites legales, con toda la parte técnica. Era un tema tan técnico que engañaban a las mismas autoridades, con una ganancia aproximadamente de 10 millones de dólares mensuales. Nosotros creemos que puede ser más».

La investigación ha orillado a gigantes del comercio de crudo en el mundo a responder por algunas acciones, entre ellos, la multinacional Gunvor.

La ruta de esta lucrativa modalidad de comercio de hidrocarburos comenzaba en el Caribe. Colombia, con el apoyo de la agencia federal ICE, logró rastrear la operación ilegal de tres buques cargados de petróleo que, en apariencia, tenían toda la documentación en regla. Sin embargo, las autoridades descubrieron que la información había sido falsificada para poder evadir las restricciones comerciales impuestas internacionalmente al régimen venezolano haciendo pasar el crudo de ese país como colombiano.

“Efectivamente se estaba generando el contrabando de petróleo, que era traído de países de la región, llegaba ese petróleo a islas del Caribe, allí tenían una empresa fachada que decían que se dedicaba a la exportación de residuos de petróleo. Cuando nosotros vemos, las islas del Caribe no producen petróleo, nos pareció sospechoso. Si las islas del Caribe no producen petróleo menos van a tener desechos de petróleo. Venía en barcazas muy grandes”, aseguró Barrera.

Los primeros casos detectados

En uno de los primeros casos detectados en febrero de 2019, los traficantes intentaron ingresar al país una embarcación con 50.000 barriles del combustible. La guía decía que su origen era Panamá, pero interceptaciones telefónicas hechas por las autoridades colombianas y estadounidenses revelaron la verdadera procedencia.

Fecha de interceptación: Febrero 8 de 2019.
Capitán Rafael Botello: Pero te hago una consulta: ¿El certificado de origen lo necesitas de Panamá? Porque es que ellos no tienen el certificado de origen de Panamá, ellos lo tienen es de Venezuela.
Sergio Fortich: No, no, pero eso lo consigue, una empresa… yo creo que lo puedo conseguir, quien nos dé una factura, una tanquería.
Capitán Rafael Botello: Ok, ya te entiendo. Una empresa panameña…
Sergio Fortich: Es que mire eso hay que cambiarlo porque la empresa que va a comprar nos paga desde Estados Unidos y si es producto venezolano, olvídese.

Quienes hablan en esta conversación son el capitán Rafael Botello, un reconocido empresario marítimo de Panamá. Las agencias estadounidenses le siguen el rastro por operaciones sospechosas que tienen origen en Venezuela.

Su interlocutor es Sergio Fortich, un barranquillero que maneja importantes contactos en Panamá y sería uno de los encargados de las coordinaciones para importar hidrocarburos de manera fraudulenta, según las autoridades.

La Fiscalía encontró que la red tiene tentáculos en varios países para «simular el origen» de los productos en los «documentos de transporte marítimo».

«Se desprende de esas escuchas que se hicieron a través de abonados telefónicos interceptados que se refieren a que la carga de crudo está vetada, que cuando vayan a ingresar el producto jamás puede salir que es de procedencia venezolana sino de Guyana, Panamá, o de Curazao, o en este caso de República Dominicana, pero no de Venezuela”, aseguró la fiscal a cargo de la investigación Geniffer García, durante una audiencia de imputación de cargos y medida de aseguramiento llevada a cabo el 21 de abril de 2022.

También se encontró que los integrantes de la organización engañaban a las autoridades disfrazando la verdadera identidad del hidrocarburo. El general Barrera explicó: «No eran residuos, era crudo listo para ser exportado. Aparentemente parecían residuos de crudo, de petróleo, pero en las pruebas periciales se logró detectar que no era residuo, sino que era crudo de una pureza importante para ser exportado, como si ese crudo hubiese salido de los puntos de explotación de crudo”.

En los rastreos societarios de esta y otras operaciones ilegales quedaron al descubierto los nombres de varias empresas intermediarias que -según la investigación de las autoridades- habrían ayudado a comercializar el crudo disfrazado usando documentación alterada.

Empresas comprometidas

Según la Unidad Investigativa de Noticias Caracol en la maraña de firmas comprometidas aparecen dos que comparten directivos y representantes legales: CI. La Operadora SAS y CI. Petroworld SAS. Ambas se convirtieron en proveedoras de Niman Commerce, una compañía desconocida hasta ahora, que era la encargada de comercializar después el hidrocarburo a la multinacional Gunvor para su exportación.

 “La función de Niman Commerce es recepcionar todo el producto a todas las empresas, comprarlo para luego venderlo a Gunvor Colombia”, explicó la fiscal García.

Niman Commerce, sin tener autorización del Ministerio de Minas y Energía para realizar actividades con hidrocarburos, resultó siendo clave en el negocio del crudo. “Simplemente es una empresa que existe en un papel y que se creó para servir de intermediario (…) como lo dice el represente legal de Gunvor, para obtener producto de interés de ellos, evitar trámites administrativos y después ellos exportarlo posteriormente”, señaló la Fiscalía.

Gunvor es el peso pesado de este escándalo. Incluso, uno de sus cofundadores ha sido sancionado por su cercanía con Vladimir Putin. También, ha estado en el foco de una investigación por presuntos sobornos a funcionarios del Gobierno ecuatoriano.

En Colombia, Gunvor acaba de aparecer en el radar de la Fiscalía porque -según los investigadores- a través de esta firma se estarían exportando miles de barriles de petróleo simulando tener origen colombiano.

Reportaje completo: Noticias Caracol  

Deja una respuesta