Experto advirtió al Congreso de EE.UU riesgos sobre la diplomacia de las vacunas de China, Rusia y Cuba en América Latina


Evan Ellis explicó cómo estos países buscan valerse de la severa crisis socioeconómica para beneficio propio

Infobae

La escasez de vacunas y la necesidad de salir de la pandemia y su consecuente crisis socioeconómica hacen que los países de América Latina sean cada vez más permeables a la diplomacia de las vacunas de ChinaRusia e incluso Cuba, advirtió uno de los máximos expertos sobre el rol del régimen chino en la región en una audiencia ante el Congreso de Estados Unidos.

“En el contexto de una necesidad tan grande, y con Estados Unidos hasta la fecha brindando poco apoyo a las vacunas más allá de sus contribuciones a COVAX, China, Rusia y ahora incluso Cuba han llenado el vacío”, dijo Evan Ellis ante el Subcomité sobre el Hemisferio Occidental, Seguridad Civil, Migración y Política Económica Internacional de la Cámara de Representantes el pasado jueves.

El PIB regional se redujo 7,7% en 2020

Ellis, investigador de Estudios Latinoamericanos del Colegio de Guerra del Ejército norteamericano, subrayó el impacto que la pandemia tuvo en la economía de la región: el PIB regional se redujo 7,7% en 2020 y el gasto realizado por los gobiernos para intentar contener la crisis disparó la deuda pública del 46% al 55% del PIB.

El COVID-19 “no es solo una crisis de salud pública para la región, sino que está imponiendo tensiones severas a largo plazo sobre sus estructuras socioeconómicas y estabilidad política”, dijo Ellis.

“Por medio de la cual se abren los pasos marítimos, terrestres y fluviales de frontera con la República de Panamá, República del Ecuador, República del Perú y la República Federativa del Brasil, a partir de las cero horas (00:00 a.m.) del 19 de mayo de 2021”.

El PIB regional se redujo 7,7% en 2020

Según Ellis, eventos como las violentas protestas en Colombia, el incendio del edificio del Parlamento de Guatemala en noviembre de 2020 y otros hechos de similar naturaleza que han tenido lugar en la región “ponen de relieve que tanto el pueblo de América Latina como sus gobiernos están en sus límites”.

 

Por ello, y para evitar un mayor deterioro de la situación, es fundamental vacunar a la mayor parte de la población en el menor tiempo posible, dijo Ellis. Hasta ahora, sin embargo, la mayoría de los países enfrentan una acuciante escasez de vacunas. “Hasta la semana pasada, solo dos países de América Latina, Chile Uruguay, habían vacunado a más del 20% de su población”, dijo Ellis.

La estrategia de Rusia, China y Cuba
 

En este contexto, “China, Rusia y ahora incluso Cuba han llenado el vacío”, aseguró.

 

Tras ocultar el origen de la pandemia en Wuhan, el régimen de Xi Jinping se siendo el más agresivo en su estrategia.

 

“Las vacunas, de alguna manera, se han convertido en otra oportunidad comercial para la República Popular China, asemejándose a los patrones de comportamiento chinos en otros sectores”, dijo Ellis. “De hecho, la República Popular China estableció un fondo de préstamos de USD 1.000 millones para ayudar a los gobiernos latinoamericanos a comprar vacunas fabricadas en China, al igual que presta dinero a los gobiernos latinoamericanos para construir proyectos de infraestructura con sus propias empresas, equipos y trabajadores”, dijo.

 

En el caso de China, el experto subrayó que suministró sus vacunas de SinovacSinopharm CanSino a al menos 12 países latinoamericanos. “Las vacunas chinas ya representan el 62% del total de vacunas contratadas por Chile, el 45% de las vacunas de Perú y el 30% de las de Argentina”, dijo.

 

La estrategia de Rusia, China y Cuba
 

En países como ChileColombia Brasil, China logró entregar las vacunas más rápidamente y en mayores cantidades que el mecanismo de Naciones Unidas COVAX o envíos directos de empresas occidentales, algo que le dio una ventaja pese a la escasa eficacia de sus vacunas.

 

Ellis también destacó el imponente aparato de propaganda que el régimen despliega en cada entrega, con sesiones de fotos y cajas de vacunas visiblemente marcadas con la bandera china, algo que busca esconder el hecho que el régimen de Xi Jinping “entregó solo cantidades limitadas de vacuna y las vende, en lugar de donarlas”.

 

“Dicho marketing crea la falsa impresión de que, ante la indiferencia de Estados Unidos hacia el destino de la región, la República Popular China está salvando generosamente a sus amigos latinoamericanos de la pandemia”, dijo.

 

En el caso de Rusia, al menos 10 países de América Latina y el Caribe adquirieron la vacuna Sputnik V, “incluidos regímenes populistas antiestadounidenses en Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Argentina y México”. Ellis destacó además que en abril Argentina comenzó a producir localmente la Sputnik V.

 

La eficacia de Sputnik V

Por otra parte, los rusos tuvieron “problemas temporales de producción y logística que han retrasado su capacidad para llevar cantidades significativas de su vacuna insignia Sputnik V a América Latina, pero, a diferencia de los chinos, han podido destacar que la eficacia de Sputnik V ha sido encontrada por una “revista médica independiente” en ensayos de Fase 3 en 91%”.

Por último ”Cuba se ha metido en el juego de las vacunas en la región, con dos ofertas, desarrolladas con ayuda iraní, “Sovereign 2” y “Abdala”, explicó Ellis.

“No es de extrañar que Cuba esté utilizando a su aliado Venezuela para ensayos clínico. Su vacuna, como esas de Rusia y China, se espera que se dirija principalmente a los regímenes antiestadounidenses y a aquellos que, por diversas razones, no pueden acceder a las vacunas occidentales, creando oportunidades para que el gobierno comunista cubano avance en su agenda política y obtenga ingresos, ya que tener con sus médicos y otros programas médicos”, dijo el especialista.

Recomendaciones al gobierno estadounidense

Ante las maniobras de estos países, Ellis le dio tres recomendaciones al gobierno estadounidense:

1) Donar, no vender, cantidades significativas de vacunas de fabricantes occidentales probados, creando una oportunidad para resaltar la generosidad estadounidense, en contraste con la búsqueda de ganancias de China a través de la venta de vacunas.

2) Además de continuar trabajando a través de la instalación de Covax, emplee arreglos directos existentes y posiblemente adicionales con los fabricantes de vacunas, cuando sea factible, para obtener la vacuna adicional para la región.

3) En la medida de lo posible y aceptado por los gobiernos socios de la región, brindar apoyo logístico para el transporte y distribución de la vacuna en la región.

Lea también –  Colombia analiza reabrir su frontera con Venezuela

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta