Europa agilizó los plazos para aprobar vacunas


La Comisión Europea ha recortado drásticamente el largo periodo de autorización

Europa agilizó drásticamente el largo periodo que recorre una vacuna antes de conseguir la autorización para salir al mercado, con el fin de que las primeras dosis puedan inyectarse a principios de enero.

La previsión es que la agencia del medicamento dé su veredicto sobre la vacuna de Pfizer BioNtech el 29 de diciembre. Si es positivo, el paso siguiente es la autorización de la Comisión Europea para que salga al mercado. Tardará tres días.

Esto quiere decir que se ha acortado un periodo que dura 67 días a solo tres; limitando a un día el periodo de consultas con los países cuando suele durar 22 y realizando todo el proceso en una sola lengua. La traducción al resto de los idiomas llegará a posteriori.

Lo mismo sirve para la vacuna de Moderna, sobre la cual la Agencia Europea del Medicamento tiene previsto pronunciarse el 12 de enero. “Es una movilización sin precedentes de recursos científicos”, indican fuentes de la agencia del medicamento, según reseña La Vanguardia.

Lea también –  Clinton, Bush y Obama se vacunarán en público

Fue aplicado un procedimiento de urgencia para la probación

El proceso acelerado de aprobación de las vacunas de la Covid-19 se consigue porque la agencia ha aplicado un procedimiento de urgencia que conduce a una aprobación condicional del producto

Esto se aplica en caso de urgencia y cuando se considera que los datos disponibles demuestran que los beneficios que se obtendrán serán superiores a los riesgos potenciales de su uso.

De esta manera, los expertos de la Agencia Europea del Medicamento (EMA)  empezaron a analizar los datos que les facilitaban los fabricantes mucho antes de que les llegara la petición para autorizar el producto, y su visto bueno llegará acompañado de condiciones. 

Seguirán evaluando posibles efectos adversos no detectados de la vacuna

Las empresas se tendrán que comprometer a seguir suministrando información de forma regular en los próximos meses para evaluar posibles efectos adversos no detectados de la vacuna

En definitiva, se habrá procedido a una aprobación condicional con menos datos de los que se utilizan en el proceso estándar, por lo cual se requiere este seguimiento a posteriori, una vez ya con la vacuna en el mercado.

Sin embargo, los expertos de la agencia del medicamento garantizan la seguridad del procedimiento. “Tenemos muchos datos clínicos. Decenas de miles de personas han participado en los ensayos clínicos, más gente que la que intervino en los ensayos de otras vacunas anteriormente”, manifiestan expertos de la Agencia Europea del Medicamento.

Europa ha agilizado el proceso pero el regulador británico ha sido más rápido

La agencia europea ha galopado, pero más rápido ha sido el regulador británico, que ha dado su autorización para que la vacuna de Pfizer se reparta la próxima semana

Puede hacerlo, no por el Brexit, aunque este puede empujar la voluntad política, sino porque cualquier país de la UE puede aplicar un procedimiento de urgencia y aprobar por su cuenta una vacuna en su territorio, en cuyo caso la responsabilidad es suya. Ningún país de los 27 tiene intención de ir por su cuenta, según fuentes europeas.

Información de La Vanguardia
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Destacado
El petróleo aún es necesario pero la era solar ya comenzó
Uso de recursos públicos caracterizó la campaña electoral
¿Qué pasará con Guaidó luego de las elecciones del 6D?
Consulta Popular: Una protesta contra las parlamentarias
CPI divulgará este mes “hallazgos” sobre Venezuela
185 es el número mágico para la nueva Asamblea Nacional
Una campaña electoral atípica terminará este jueves
Diego Armando
¿En cuánto cerrará el dólar paralelo este año?
Revirtieron el proceso de envejecimiento

Deja una respuesta