España y Alemania prevén plan de vacunación masiva contra el COVID


Pedro Sánchez estima que “una parte muy sustancia de la población se vacune en el primer semestre de 2021”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció que, junto a Alemania, España será el primer país de la Unión Europea en tener un plan de vacunación masiva contra el COVID-19, que se aprobará el próximo martes en Consejo de Ministros.

El plan de vacunación permitirá que una parte sustancial de la población española pueda estar vacunada en el primer semestre de 2021.

Sánchez hizo este anuncio este viernes, 20 de noviembre, durante la presentación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española, «España puede», junto a la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, en el Museo Würth, situado en la localidad riojana de Agoncillo.

En este sentido, el presidente español explicó que este plan de vacunación masiva contra el COVID, se ha venido preparando desde el pasado mes de septiembre, y espera ser presentando el próximo martes en el Consejo de Ministros.

Lea también –  10 datos sobre la vacuna de Pfizer contra el coronavirus

«Prevé incrementar en 10.000 las plazas de formación sanitaria»

Además, dijo que se prevé incrementar en 10.000 las plazas de formación sanitaria, para adelantar la incorporación de nuevos profesionales con el fin de reforzar los servicios de salud de todas las comunidades autónomas.

«Quedan meses duros por delante», subrayó, pero «la hoja de ruta está trazada», a partir del respeto de las decisiones de los expertos y a las instituciones, el refuerzo de la cogobernanza y en la confianza en la comunidad global.

Alemania ya cuenta con una estrategia de vacunación

Por su parte, Alemania ya cuenta con una estrategia de vacunación. El Gobierno federal y los ‘Länder’ se han puesto de acuerdo en quiénes serán vacunados primero y en qué orden. 

El Instituto Robert Koch (RKI), centro epidemiológico de referencia, la academia de las ciencias Leopoldina y el Comité Ético lo tienen claro. En un informe en respuesta a una petición del Gobierno alemán, estas tres instituciones consideran que los primeros en vacunarse deben ser los grupos de riesgo.

Esto quiere decir que, los mayores de 60 años y las personas con enfermedades previas como diabetes, obesidad o alta tensión, factores vinculados con mayor frecuencia a una convalecencia más severa y una mayor mortalidad.

Luego, debería ir todo el personal sanitario y del sector de la dependencia. Seguido, los trabajadores esenciales del sector público, de agentes de policía a equipos de emergencia, pasando por profesores y educadores. 

Le puede interesar  –  Unicef y la OPS abrieron licitación para vacuna COVID-19

Contrato con BioNTech y Pfizer

La Comisión Europea (CE) ha firmado un contrato con BioNTech y Pfizer, responsables de la primera vacuna que ha anunciado una efectividad de 90% en la fase 3, para hacerse con 200 millones de vacunas (y la opción de adquirir otros 100). 

Pero la UE suma 445 millones de habitantes (y con vacunas basadas en RNA como esta, hace falta recuerdo). La Comisión ha asegurado que los socios recibirán las dosis en función de su población. «Los Estados miembros recibirán las vacunas de forma simultánea, bajo las mismas condiciones y según su población», aseguró su presidenta, Ursula von der Leyen.

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Destacado
Así se fabrica “gasolina artesanal” en Venezuela
Cuatro de cada 10 venezolanos votarían el 6-D
Así van las batallas judiciales en las elecciones de EE.UU
Black Friday: Cuánto dura y cómo aprovechar las ofertas
¿Podrá Pdvsa elevar producción petrolera en 2021?
Este es el equipo que acompañará a Biden en la Casa Blanca
Así se celebrará el día de la Chinita en pandemia
Los altos costos para viajar en Conviasa a destinos internacionales
Luis Almagro: Héroe y villano del continente en polémica
Preparativos para la reactivación de vuelos en Venezuela

Deja una respuesta