En medio de inestabilidad, Bolivia va a elecciones este domingo

En medio de inestabilidad, Bolivia va a elecciones este domingo

Hay expectativas sobre si el asunto terminará en primera vuelta o será necesario el balotaje del 29 de noviembre

La primer a vuelta de las elecciones presidenciales en Bolivia se realizan este domingo con la expectativa de poder solventar la crisis política vivida luego de las irregularidades vistas en los comicios de 2019, que llevaron a la intervención militar y la renuncia del presidente Evo Morales, del partido MAS.

En esta oportunidad se enfrentan el candidato Luis Arce (MAS), a quien las encuestas le vaticinan la primera minoría, Comunidad Ciudadana, del expresidente Carlos Mesa está ubicado en el segundo lugar, con muchas posibilidades de acudir a una segunda vuelta, y finalmente Luis Fernando Camacho, del partido Creemos.

La tendencia a la unidad de la oposición para derrotar al MAS se fue fraguando el 17 del mes pasado cuando Jeanine Áñez, la presidenta interina y candidata presidencial renunció a su aspiración para dar paso a quienes tienen mayor chance de lograr el triunfo frente al MAS, que había dominado el país por más de una década.

Bolivia ha vivido una época de agitación política e inestabilidad durante el último año y el proceso electoral surge como oportunidad de que se creen consensos que permitan al país enrumbarse por destinos democráticos.

 

Tres aspirantes fuertes en estas elecciones de Bolivia

El país atraviesa su crisis económica más seria en cuatro décadas, agravada por la pandemia del coronavirus.

De esta forma, el aspirante Arce, de 57 años, señaló que con el retorno al poder del MAS terminaría la persecución a militantes y seguidores de ese partido, así como a líderes sociales como la sufrida durante los últimos 11 meses.

Para evitar el balotaje, la segunda vuelta, quien resulte ganador deberá obtener 40 por ciento de los votos con una diferencia de 10 puntos porcentuales sobre quien alcance el segundo lugar. La segunda vuelta electoral sería el 29 de noviembre.

Carlos Mesa, de 67 años, presidente de Bolivia entre 2003 y 2005, participó como candidato en las elecciones del año pasado, cuando se produjeron las irregularidades que dieron al traste con el gobierno de Evo Morales.

Mesa ha señalado que él representa la única opción para derrotar a Morales y su candidato Arce.

“Que quede claro, que nadie se equivoque, porque somos los únicos que podemos derrotar definitivamente a Morales y a Arce, porque Arce no es otra cosa que Morales, y Morales ‘never in the life’ (nunca más en la vida)”, sentenció el aspirante de Comunidad Ciudadana.

 

Carlos Mesa sería favorito para segunda vuelta

Mesa hizo coincidir su cierre de campaña en Santa Cruz, y no en la capital La Paz, en un aparente intento por quitarle votos al derechista Luis Fernando Camacho, líder de un comité cívico local y quien cobró notoriedad hace un año en las protestas que condujeron a la salida de Morales del poder y del país.

Se da por sentado que si esta elección va a segunda vuelta, esto disminuirá las posibilidades del partido MAS y su candidato Arce, favoreciendo a Mesa.

Con la traumática experiencia electoral de 2019, los observadores resultan importantes. Para esta oportunidad cuatro organizaciones supervisarán si los de este domingo serán unos comicios limpios. Está Francisco Guerrero, representante de la OEA, quien hace un llamado a las partes para respetar los resultados que arroje el organismo electoral.

Otros organismos también estarán presentes, como el Centro Carter, la Unión Europea y la Asociación de Organismos Electorales de América.

Redactor Venepress
venepress.com
Públicado: jueves, 15/10/2020 - 12:35 PM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *