«El socialismo mata a abuelos de hambre y tristeza»

Eric Ondarroa, de la Alianza del Lápiz, denunció que adultos mayores venezolanos reciben una «miserable pensión» de $2 mensuales

Eric Ondarroa, secretario general de la Alianza del Lápiz, denunció este domingo que el socialismo mata a abuelos venezolanos entre el hambre y la miseria. Según aseveró, estos están «entre la espada y la pared entre comprar medicina y adquirir alimentos». 

Ondarroa alertó que los adultos mayores reciben una «miserable pensión de dos dólares mensuales», mientras una insulina ronda los $40 y una caja de pastillas para el corazón se ubica sobre los 20 dólares.

«Este es el legado del socialismo del Siglo XXI, que cientos de nuestros abuelos se nos mueran a diario por no poder cubrir sus insumos básicos, millones de abuelos venezolanos se acuestan a diario sin comer», subrayó el portavoz del partido de la educación»

Eric Ondarroa, secretario general de la Alianza del Lápiz

Lea también –  Dolarización madurista, contradicción de la «revolución»

Aboga por la solidaridad

El dirigente político, tras rechazar que se mantenga a los venezolanos como reos de la diatriba política, instó a los ciudadanos a velar por sus adultos mayores.»En Venezuela hoy somos cientos de hijos y nietos que hacemos hasta lo impensable para brindar calidad de vida a nuestros abuelos. El llamado es a mantener la solidaridad como centro distintivo nuestro», pidió.

Lea también –  La «Zellemanía» afectada por la reputación del venezolano

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Destacado
Parlamentarias 2020, ¿Déjà vu de la reelección de Maduro?
Dolarización madurista, contradicción de la «revolución»
¿Dónde está Juan Guaidó?
USA no es Suiza
Zelle y la economía venezolana
En carrera contra reloj, TSJ se dispone a designar el CNE
Las penurias del venezolano por la gasolina iraní
La maldad
Mujica: No tenemos problemas en que el TSJ designe al CNE
Acuerdo humanitario, un alto a la diatriba política

Deja una respuesta