El dilema de dolarizar la economía

El dilema de dolarizar la economía

Cambiar la moneda local en Venezuela supondría sincerar los precios

Hace 10 años era impensable dolarizar la economía porque el costo social iba a ser muy alto. Se habla mucho de las bondades de aplicar una caja de conversión monetaria, en este caso sacar de circulación los bolívares y colocar el dólar como moneda de curso legal.

Consecuencias del dólar como moneda local

Dolarizar la economía supone sincerar precios que, en principio, tienen un efecto inflacionario que es principalmente absorbido por la clase social más pobre, los bienes y servicios se «nivelan» y los sueldos tardan en llegar a su punto de equilibrio.

El resultado inmediato puede ser muy negativo y alto para la población, pero a largo plazo los beneficios son absolutos. Esto ocurre sobre todo en países donde no tenemos una política monetaria seria y estable, sino más bien una circunstancial y acomodaticia para el gobernante de turno.

Pero lo paradójico es que todo esto ya ha pasado en Venezuela. 

El drama ya llegó

El costo de una dolarización en la actualidad es casi cero, y decimos esto porque solo vemos dos razones por las cuales no hacerlo, y ambas, en mi opinión, carecen de sentido común.

La primera sería por razones patrióticas y soberanas.  El ñángara dirá que ceder a una moneda extranjera es igual a traicionar a la patria. Eso puede ser una perspectiva interesante de debatir en una discusión de parrilla pero nunca al momento de analizar la aplicación de políticas monetarias para una nación.

Éxito del euro como moneda única

Un ejemplo es el euro. En 1999 un importante grupo de países europeos decidieron renunciar a su moneda nacional y adoptar el euro como moneda única. Actualmente 19 de los 28 miembros de la Unión Europea usan dicha moneda. Entre estos están Francia, Alemania, España, Portugal y Países Bajos.

Hay exigencias para ingresar a la zona euro. Se requiere cumplir cuatro criterios convergentes:

  • Estabilidad de precios.
  • Finanzas públicas saneadas para garantizar su sostenibilidad.
  • Estabilidad del tipo de cambio, para demostrar que un Estado miembro puede gestionar su economía sin recurrir a fluctuaciones monetarias excesivas.
  • Tasas de interés a largo plazo, para evaluar la durabilidad de la convergencia.

La política monetaria

Precisamente, la segunda razón para huir de la dolarización está relacionada con la política monetaria. 

El punto es que al dolarizar la economía desaparece entonces la mayoría de las funciones del Banco Central.  Ya los gobiernos no pueden devaluar o tapar su déficit fiscal imprimiendo dinero inorgánico. Esa misma herramienta fue la que este gobierno y el de Hugo Chávez utilizaron a mansalva y destruyeron el bolívar, no una sino tres veces. 

Dolarizar es quitar al gobierno de turno el arma que ha utilizado para manipular los mercados y empobrecer tanto a los ricos como a los pobres. 

Latinoamérica tiene la experiencia de Ecuador, que hace casi dos décadas dolarizó su economía.

El regreso de la confianza

Un estudio presentado por Academia.edu revela los beneficios que debe producir esta medida en los países de esta subregión:

  • Eliminación de costos de transacción del cambio entre la moneda local y la extranjera, la disminución del riesgo cambiario, y de la posibilidad de una crisis cambiaria.
  • Reducción de las reservas necesarias en el sistema financiero.
  • Disminuye en la inflación.
  • Rebajan las tasas de interés reales de la economía.
  • Disponibilidad de financiación a plazos más largos.
  • Disciplina fiscal.
  • Acceso más fácil a fondos internacionales.
  • Dolarizar puede hacer menos probable una fuga de depósitos.
  • Posible eliminación de distorsiones de precios y de riqueza producidos por la falta de credibilidad en las políticas de estabilización.

Estos son los beneficios más destacables, pero entre todos ellos producen algo que en Venezuela extrañamos desde hace varias décadas: La confianza.

Lea también –  El valor del honor

Maximilian Camino
columnista
Públicado: miércoles, 15/07/2020 - 11:31 AM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *