El bitcoin se acerca a su máximo valor histórico

El bitcoin se acerca a su máximo valor histórico

Este martes superó la barrera de los 19.000 dó­lares, unos niveles que no se veían desde el 2017

El bitcoin se acerca a su máximo valor histórico, luego de superar este martes la barrera de los 19.000 dó­lares, unos niveles que no se veían desde el 2017. “El bitcoin está que arde. Prevemos que acabe el año en 25.000 dólares”, asegura Alex Fernández, de la plataforma Bitbase.

¿Hasta dónde puede llegar esta criptomoneda?

Su vertiginoso ascenso se vio alimentado por la demanda de activos más riesgosos en medio de un estímulo fiscal y monetario sin precedentes diseñado para contrarrestar el daño económico de la pandemia COVID-19, el hambre de activos percibidos como resistentes a la inflación y las expectativas de que las criptomonedas ganen una aceptación generalizada.

Los inversores en bitcoins, entre los que se encuentran algunos de los principales fondos de inversión y gestores de activos del mundo, creen que el precio de la moneda virtual podría quintuplicarse hasta alcanzar los 100.000 dólares en un año.

Se trata de una apuesta que ha suscitado dudas entre los escépticos que creen que la volátil criptomoneda es más un activo especulativo que una reserva de valor como el oro. No obstante, desde enero el bitcoin se ha revalorizado 160% reforzado por una fuerte demanda de las instituciones financieras así como por su propia escasez, con empresas de pagos como Square y Paypal comprando la divisa en nombre de sus clientes.

El bitcoin podría alcanzar su máximo histórico de casi 20.000 dólares

El bitcoin está en camino de volver a alcanzar su máximo histórico de casi 20.000 dólares, meta que rozó en diciembre de 2017. La moneda virtual debutó en el 2011 a un valor de cero dólares y se negoció por última vez a 18.415 dólares.

Sin embargo, el director de inversiones del fondo Off the Chain Capital, Brian Estes, ha asegurado a Reuters que pasar de 18.000 a 100.000 dólares en un año no es ninguna exageración. “He visto el bitcoin subir a 10, 20, 30 veces en un año. Así que subir 5 veces no es gran cosa”.

Estes predice que la moneda podría alcanzar entre 100.000 y 288.000 dólares a finales de 2021, basando su cálculo en el modelo ‘stock-to-flow’ – relación que muestra los años que se tardaría en alcanzar la cantidad de un recurso dado disponible en el mercado al nivel de producción actual- utilizado para medir la escasez de materias primas como el oro. Ese modelo, asegura, tiene una correlación del 94% con el precio de bitcoin.

Otros expertos dicen que podría subir hasta los 318.000 dólares

Mientras que, Tom Fitzpatrick, analista técnico de Citi, señalaba en una nota la semana pasada que el bitcoin podría subir hasta los 318.000 dólares a finales del próximo año, debido a factores como su oferta limitada, su facilidad de movimiento a través de las fronteras y la opacidad de su titularidad. Esta divisa utiliza tecnología blockchain.

Esos números, sin embargo, no convencen a Kevin Muir, un operador independiente con sede en Toronto. “Cualquier modelo de fondo de inversiones basado en el bitcoin es una basura. No se puede sistematizar una obsesión”, explicar Muir. “¿Es plausible? Seguro. Es una obsesión. Pero, ¿alguien tiene realmente alguna pista? Ni en sueños.”

¿Qué le estaría dando alas a esta divisa?

El experto, que opera con esta moneda tanto en internet como en tiendas físicas, enumera una larga serie de motivos detrás de su estratosférica apreciación, que le ha llevado a ganar un 160% en lo que va de año, con lo que es el activo más pujante de la economía en este turbulento año pandémico.

La progresiva aceptación por parte del circuito financiero tradicional, como Fidelity Digital Asset o PayPal –que incluso lo incluye como divisa en sus transacciones–, está dando alas a esta divisa. Asimismo, con tipos bajos y otros activos en declive como el oro y el dólar, el dinero ha encontrado en la criptodivisa un lugar donde prosperar.

Hasta el legendario Ray Dalio, fundador de la gestora Pimco, muy crítico con esta moneda, ­hace unos días pareció entonar un tímido mea culpa. “No me imagino a los bancos centrales, grandes inversores institucionales, empresas o multinacionales usándolo. Si me equivoco en estas cosas me encantaría que me corrigieran”, afirmó.

Con información de La Vanguardia y .Eleconomista.es
Daiana Orellana
Periodista
Públicado: miércoles, 25/11/2020 - 09:40 AM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *