El ataque a la oposición ha sido estratégico

En el sistema tradicional de propaganda política se estila dirigir las agresiones a las debilidades de un personaje político

Un personaje o una tendencia surge repentinamente con fuerza en el escenario político. Captura primero la atención de la población desencantada y luego la cautiva con el germen de la esperanza. Vive su zenit de popularidad, pero poco a poco sus adversarios logran, en un ataque estratégico, descifrar a esa dirigencia y bajarle la popularidad y confianza que le tiene la población. 

¿Cómo ha ocurrido esto?

Expertos de la página Maquiavelo & Freud aseguran que el secreto mejor guardado en el ataque político certero es dirigirlo exactamente a un punto específico y repetirlo en muchas oportunidades.

¿Cómo determinar cuál es ese punto específico, que cambia en cada caso?

El ataque político más efectivo consta de tres movimientos básicos:

  • Identificar cual es la principal fortaleza del adversario.
  • Encontrar qué debilidad lleva implícita dicha fortaleza.
  • Atacar exclusivamente en ese punto de ruptura de la fortaleza.

Lea también –  El bajo interés por la política

Golpes a la democracia

En el sistema tradicional de propaganda política se estila dirigir los ataques a las debilidades que tiene un personaje político. Pero esto muchas veces no funciona por dos razones.

  • El personaje político conoce sus debilidades, se prepara y pone corazas para protegerse. Este es el caso del candidato Carlos Andrés Pérez en la campaña de 1973. Sus opositores le atacaron por su pasado represor como ministro de Relaciones Interiores. Era una clara y evidente debilidad.

Pero su comando electoral convirtió la debilidad en fortaleza cuando acogió como lema de campaña “Democracia con energía”. Con eso mostraba a un personaje de acción que no se queda en el aparato ante las vicisitudes.

  • La segunda razón es que los simpatizantes del político le conocen, saben de sus debilidades pero le han aceptado así. Por eso es que los ataques a ese flanco se estrellan ante la indolencia con que reaccionan los electores.

En el jingle de campaña de Pérez se cantaba: “Ese hombre sí camina, va de frente y da la cara, Carlos Andrés”.

Con eso, neutralizaron los ataques que le mostraban como un hombre peligroso para la democracia, y así ganó las elecciones con 48% de los votos válidos.

Lea también –  El beneficio electoral de protestar en la calle

El madurismo ha usado este tipo de estrategia hacia sus adversarios opositores

Este tipo de ataque se da cuando:

  • Dos candidatos o tendencias disputan un mismo lugar en la mente de un mismo sector del electorado.
  • Uno de ellos tiene ventaja sobre el otro, ya sea porque encabeza las encuestas o porque es el que viene con impulso y tiene momentum.
  • El segundo tiene suficientes fuerzas y recursos como para lanzar y sostener una ofensiva para conquistar el primer lugar.

El ataque más efectivo se dirige hacia la parte débil de las fortalezas del adversario líder. En el caso venezolano, la oposición encabeza las preferencias políticas y domina el escenario porque es una cosa nueva, limpia, honesta y distinta a los 20 años del chavismo-madurismo.

El ataque no se hace para desplegar una emoción ni para que el adversario líder se sienta mal. No hay nada emotivo allí sino que todo ha sido racional y estratégico.

Estrategias de ataques políticos

Ejemplos como el escándalo de la corrupción parlamentaria, que afecta particularmente a la oposición, parecen inscribirse en esta estrategia, como una celada que se motivó desde el madurismo como línea de ataque certero, frío y calculado, a toda la oposición.

El fin sería demostrar que todos los políticos son iguales, y que la oposición no es un campo de la honestidad.

Ese y otros ataques políticos anteriores dirigidos expresamente contra el principal líder del país, Juan Guaidó, parecen haber dado frutos cuando alguna gente de la propia oposición repite sus argumentos.

Lo principal que busca el madurismo es lograr un efecto en la mente de un sector determinado de los venezolanos, que tiene a la oposición en el primer lugar de sus preferencias.

Esto debe considerarse cuando se analiza una situación y se da una declaración pública, para no hacerle el juego a quienes son los claros responsables de la tragedia que vive el país.

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Destacado
El ataque a la oposición ha sido estratégico
Caracas conmemora su aniversario como foco de pandemia
Contagios de COVID-19 subieron 241% en siete semanas
Las universidades venezolanas en el ranking mundial
Redes sociales convertidas en el medio favorito de los estafadores
El nombre es lo de menos
Día del Libro y las obras literarias más vendidas en Venezuela
Poliedro de Caracas, de sede de grandes eventos a hospital de campaña 
El bajo interés por la política
Desidia podría dejar incomunicada Isla Dorada

Deja una respuesta