EE.UU reabre vía a la residencia para algunos beneficiarios de TPS

La medida había sido eliminada por la administración de Donald Trump

El reciente ajuste de la normativa permitirá que miles de beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS) accedan a una antigua vía para ajustar su condición inmigratoria y así poder obtener la residencia permanente en Estados Unidos.

A principios de este mes, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés) emitió un memorando que restauraba un proceso que había estado disponible por años.

Ese proceso permitiría a los inmigrantes que entraron a EE.UU sin permiso legal, pero que ahora tienen el TPS, viajar fuera del país y a su regreso ser inspeccionados, procesados y admitidos en cualquier puerto de entrada.

Si están casados con un ciudadano estadounidense o tienen un hijo mayor de 21 años que sea ciudadano de EE.UU, potencialmente podrían solicitar la tarjeta verde por medio de sus familiares.

¿Qué es el TPS?

El Congreso estableció el TPS en 1990 cuando dijo que los migrantes de países que se consideran inseguros podrían vivir y trabajar en EE.UU por un período de tiempo si cumplían los requisitos establecidos por el gobierno.

Actualmente, 15 países se encuentran en esa designación: Afganistán, Camerún, El Salvador, Haití, Honduras, Myanmar. Nepal, Nicaragua, Somalia, Sudán del Sur, Siria, Ucrania, Venezuela y Yemen. Sin embargo, el TPS no conduce a una residencia permanente en EE.UU.

¿Quiénes estarán comprendidos?

Aaron Reichlin-Melnick, director de política del American Immigration Council, explicó a la Voz de América que esta medida comprendería a las personas casadas con ciudadanos de EE.UU o que sean padres de ciudadanos estadounidenses mayores de 21 años.

“Esa es la vía más común en que las personas que son indocumentadas pueden ajustar su estatus y obtener una tarjeta verde”, explicó.

¿Es una medida que beneficiaría a todos los que tienen TPS?

No. Esta política no otorga un estatus automático de residencia permanente a todos los beneficiarios de TPS que viven en EE.UU. 

Según Turansick, es una opción para los individuos que entraron sin someterse a la inspección para regularizar su estatus.

Reichlin-Melnick señaló que esta política es “específicamente para quienes viven en un limbo legal en Estados Unidos y no han podido obtener ningún tipo de estatus permanente”.

VOA

Deja una respuesta