Detrás de los cinco nombres del CNE

¿Qué se debe esperar de las designaciones de los rectores electorales pendientes desde el TSJ?

La resulta del llamado de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) al Comité de Postulaciones Electorales de la Asamblea Nacional va a determinar la calidad de las decisiones de los cinco nombres de rectores y suplentes que se hagan para integrar el Consejo Nacional Electoral (CNE).

El TSJ y el chavismo en general requieren que las designaciones en el CNE cuenten con un comedido nivel de respaldo, de esta manera la convocatoria a elecciones parlamentarias traiga alguna buena acogida dentro de la oposición.

Los cinco nombres que se den tendrán sobre sí la carga de administrar el proceso electoral y decidir sobre los asuntos electorales, pero siempre debajo del control del TSJ, que podrá revisar todas sus actuaciones.

Las 72 horas de espera finalizan el sábado

Entonces es hora en que anden corriendo las negociaciones para conformar una lista para que la Sala Constitucional dé la última palabra acerca de los nuevos rectores del CNE.

El llamado a escuchar lo que tiene que decir el Comité de Postulaciones es, sin embargo, una medida lógica y hasta natural. Esto es saber qué piensan quienes fueron designados formalmente para preseleccionar un listado de aspirantes al organismo electoral.

No obstante, la experiencia con estas designaciones desde el TSJ hace presagiar que ya allí se tiene claro cuál será la correlación de fuerzas que regirá entre los cinco miembros de la cúpula del Poder Electoral de esta manera.

Lea también –  El último intento de la oposición por ir a las parlamentarias

Hay tres opciones

Y son las siguientes:

  1. Cuatro chavistas y un opositor: Es la correlación que tiene ahora el CNE y que tiene una vigencia superior a 10 años.
  2. Tres chavistas y dos opositores: Es la correlación de fuerzas que estuvo vigente cuando el referéndum, revocatorio de 2004. Es de la que más se habla ahora como factible, ya que sería interpretada como un avance de la oposición pero sin que el chavismo pierda su control sobre las decisiones dentro del CNE.
  3. Dos chavistas, dos opositores y el quinto miembro independiente con la anuencia de ambas partes. Esta fórmula es la que propugnan los miembros opositores de la Mesa de Diálogo Nacional (MDN), que intentan que el proceso electoral en ciernes quede cargado de la mayor credibilidad para todas las partes.

Lea también –  Medina: «Nadie nos puede obligar a nosotros a violar la ley»

Correlación política

No es posible imaginar otra correlación política distinta para el nuevo CNE. Es decir, no es creíble que terminen los cinco nombres independientes que no provengan de la preferencia o cálculo político de quienes están allí precisamente por y para eso.

Hay un cálculo político detrás de la selección.

Veamos: al chavismo –con todo el poder institucional del que hace gala- no le convienen unas elecciones parlamentarias a las que no concurran los opositores. Sin embargo, esto tiene un límite porque si concurren todos los opositores, el chavismo puede darse por perdido.

 

De manera que el cálculo político que es de esperar es que la decisión institucional de la Sala Constitucional sobre los cinco nombres provoque el acercamiento de algunos opositores y el alejamiento de otros. Así, dividiendo a la oposición, es que el chavismo tiene mucha mayor probabilidad de alzarse con el control de la nueva Asamblea Nacional.

Lo que está detrás del actual proceso de selección de los cinco nombres del CNE

Poniendo negro sobre blanco, Vente Venezuela, de María Corona Machado, no concurrirá a la elección cualquiera sea el CNE que se designe. Voluntad Popular públicamente no llega hasta eso, pero es muy poco probable que participe como es poco probable que se selecciones un nuevo CNE amplio y no partidista.

Entonces, quedan Acción Democrática, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo, del llamado G-4, y los más pequeños partidos de la MDN. Aquí es donde se va a definir el asunto. De qué manera estos grupos van a interactuar frente al hecho electoral de este año, una vez que se haya anunciado la designación del nuevo CNE.

Lo cierto es que a estas alturas se están dando negociaciones. Estas se van a manifestar en nombres y apellidos concretos. Entonces habrá que esperar a ver las reacciones de cada bando ante las designaciones que se produzcan.

Lea también –  TSJ dio 72 horas al Comité de Postulaciones para presentar aspirantes a rectores del CNE

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Destacado
Detrás de los cinco nombres del CNE
El último intento de la oposición por ir a las parlamentarias
Reconstrucción de Notre Dame está muy cerca
El efecto de la pandemia en Latinoamérica
La sombra de Tibisay Lucena en el CNE
Lo que hizo Nueva Zelanda para derrotar al coronavirus
Conoce los héroes anónimos de las protestas de 2017
Venezuela: El país con mayor violencia policial
Alternativas de Zelle en Venezuela
¿Cómo será la vida y las reglas postpandemia?

Deja una respuesta