Dictada detención domiciliaria para Álvaro Uribe

El máximo ente judicial colombiano investiga a Uribe por dos delitos: fraude procesal y soborno

La Corte Suprema de Colombia ordenó este martes la detención domiciliaria para el expresidente y jefe máximo del Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez.

El ente judicial colombiano investiga a Uribe por dos delitos, fraude procesal y soborno, en un caso de manipulación de testigos en el año 2015.

Escenario de la investigación

El hecho transcurrió en un debate en el Senado, organizado por Iván Cepeda, parlamentario del Polo Democrático. En el encuentro Cepeda trató de establecer un vínculo entre el expresidente y el surgimiento del paramilitarismo en Antioquia, relacionándolo también con el narcotráfico en el país.

Para fundamentar sus palabras, presentó en el Senado una serie de testimonios de exparamilitares, uno en especial, Juan Guillermo Monsalve, quien era el mayordomo de la hacienda Guacharacas, propiedad de la familia Uribe.

El exmandatario calificó ese testimonio como falso y le pidió a la justicia investigar a Cepeda por manipulación de testigos. A lo que el Supremo concluyó que no había razones para continuar con la investigación al senador de izquierda, pero que sí encontraron fundamento contra Uribe, quien presuntamente habría incurrido en sobornos al cambiar los testimonios que Cepeda había presentado en dichos encuentros.

Lea también – Cadena perpetua a violadores de menores en Colombia

Arresto domiciliario para Álvaro Uribe

La orden de detención contra Uribe debe cumplirse de inmediato y podrá prolongarse por máximo un año. 

Ante la decisión judicial el exmandatario utilizó las redes sociales para expresar su opinión al respecto.

La privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la Patria

— Álvaro Uribe Vélez (@AlvaroUribeVel) August 4, 2020

Duque frente a la acusación contra Uribe

El presidente de Colombia sostuvo, horas antes del veredicto judicial, que era necesario el derecho a la defensa en libertad.

«¿Yo qué espero?, que un expresidente de la república, cualquiera sea el expresidente, pueda ejercer su derecho a la defensa en libertad, entre otras cosas porque es un principio del debido proceso, sobre todo para aquellas personas que han sido revestidas de honores merecidos y que han tenido las más altas dignidades. Ya nadie está pidiendo que no se avance, que no se haga justicia, pero que se haga con las garantías de hacerse en libertad».

Iván Duque, presidente de Colombia.

Uribe es el primer expresidente en enfrentar estos cargos en la historia de su nación.

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Destacado
Así es el procedimiento funerario en fallecidos por coronavirus
Estos son los partidos de oposición que sí van a las elecciones parlamentarias
El gobierno satanizó el dólar
La virtual carrera a la presidencia entre Trump y Biden
La Edad Media aterrizó en Miranda
La dura realidad que viven los médicos venezolanos ante la pandemia
¿Turismo en agosto 2020?
Pandemia acaba con niveles de alimentación en Venezuela
El legado del maestro Rómulo Gallegos
Así funciona el aislamiento de venezolanos en refugios

Deja una respuesta