¿De qué sirven las sanciones internacionales?

Estados Unidos y sus aliados en Europa han aumentado las medidas económicas sobre el régimen ruso

Las sanciones económicas han sido un arma para las naciones que intentan presionar a los regímenes del mundo, esto en busca de que se ejerza una presión interna a tal punto que se cambie la postura del gobierno.

Sin embargo, son pocas las veces que estas medidas causan el efecto esperado.

En los últimos días, Estados Unidos y sus aliados en Europa occidental han aumentado las sanciones sobre el régimen ruso luego de la invasión a territorio ucraniano.

La nación estadounidense ha congelado reservas rusas, excluidos a diversos bancos del SWIFT, el sistema internacional de comunicaciones bancarias. Mientras que Europa está planeando grandes recortes en sus compras de gas natural a Rusia.

A la par, el rublo ha caído a un mínimo histórico frente al dólar. Incluso, Rusia corre el riesgo de incumplir su deuda externa por primera vez en más de un siglo. 

La presión internacional también afecta a las empresas e inversores que reducen sus actividades en Rusia para reducir el riesgo se verse afectados por las medidas económicas, como es el caso de Coca-Cola y McDonald’s.

Cuando se trata de sanciones económicas, hay varias razones por las que las sanciones no logran los fines previstos.

Para que las sanciones cumplan con un efecto los países deben tomar medidas en bloque. En el caso del embargo americano a Cuba, por ejemplo, fueron pocos los Estados que cooperaron, lo que significó que el Estado cubano y la población cubana pudieron obtener recursos de muchas fuentes distintas a las de Estados Unidos. 

En cambio, las sanciones dirigidas por Estados Unidos contra Irán han tenido más éxito porque un gran número de Estados comerciales clave han cooperado con las sanciones.

Es probable que la situación de las sanciones a Rusia se sitúe en un punto intermedio entre Cuba e Irán. Mientras que varios Estados occidentales clave, como Estados Unidos y el Reino Unido, han adoptado una línea dura contra Rusia, muchos otros Estados importantes se han mostrado reacios a imponer sanciones similares.

Sin embargo, mientras Rusia pueda seguir comerciando con Estados de tamaño considerable como China, México, Brasil y posiblemente la India, no se enfrentará al tipo de aislamiento que espera imponer Estados Unidos.

Otro efecto de la imposición de sanciones es el nacionalismo dado que tiende a impulsar a las poblaciones a apoyar al régimen cuando éste se ve amenazado.

Como señaló Robert Keohane, incluso en situaciones que no son de crisis, el nacionalismo puede ser una fuente general de fuerza para un Estado, ya que el nacionalismo puede unificar a las poblaciones detrás del régimen.

Además, como muestra John Mearsheimer en The Great Delusion: Liberal Dreams and International Realities internacionales: «El nacionalismo es una ideología política enormemente poderosa. No hay duda de que el liberalismo y el nacionalismo pueden coexistir, pero cuando chocan, el nacionalismo casi siempre gana».

Pocos son los casos en los que las sanciones han logrado su cometido, sos de ellos podrían ser Irak y Serbia, en ambas situaciones las medidas económicas fueron acompañadas de una fuerza militar o de amenazas plausibles de hacerlo. 

Las sanciones también podrían tener efectos secundarios indeseables. Como muestra Richard Haass en la Brooking Institution:

Tratar de obligar a otros a sumarse a un esfuerzo sancionador amenazando con sanciones secundarias contra terceras partes que no estén dispuestas a sancionar al objetivo puede causar graves perjuicios a diversos intereses de la política exterior.

Con información de Mises 

¿Cuáles son los efectos de las sanciones?

El nacionalismo frente a las sanciones

Efectos secundarios de las sanciones

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta