De Chávez a Maduro, el gran negocio de Alex Saab

De Chávez a Maduro, el gran negocio de Alex Saab

Antes de su viaje a Irán, el colombiano tenía una orden azul de aprehensión por la Interpol

Venezuela representa un gran negocio para Alex Saab. El empresario colombiano se convirtió en el testaferro del oficialismo, primero pasando por Hugo Chávez cuando logró sus primeros negocios con el mandatario ecuatoriano Rafael Correa. 

En un artículo de la revista colombiana SemanaAlex Saab, el hombre de los secretos de Maduro” se establece el cómo a través de los años Saab ha incrementado su poder en el territorio venezolano. Hoy, un paso en falso de Miraflores, puede hacerlo hablar más de lo necesario.

Saab representaba al Fondo Global de Construcción, una compañía privada con presencia en Colombia, Venezuela y Ecuador, pero que cuya propiedad final era otra sociedad registrada en la isla mediterránea de Malta.

Círculo íntimo del negocio de Alex Saab

De este modo, tras la alianza con su socio Germán Enrique Rubio Salas, mejor conocido como “Álvaro Pulido Vargas”, se abrió paso a su círculo íntimo de donde obtuvo millonarias contrataciones desde Venezuela.

CÍRCULO ÍNTIMO:  Nicolás Maduro, Álvaro Pulido Vargas, Cilia Flores, Tareck El Asissami, José Gregorio Vielma Mora.

Entre 2013 y 2015 la Fiscalía de Ecuador ventiló diversas irregularidades en Fondo Global lo que causó la congelación de sus fondos, antes de poder despachar materiales de construcción hacia Venezuela, que pasaban a los bolsillos de Rafael Correa (expresidente de Ecuador) y Hugo Chávez (fallecido presidente de Venezuela) como una especie de compensación.

No obstante, a mediados de 2019,  el negocio le permitió al fiscal del estado de Florida acusar a Saab y Pulido por lavado de dinero de unos 350 millones de dólares.

Saab desde Maduro

Por otra parte, con la llegada de Nicolás Maduro a Miraflores, Saab se convirtió en su principal contratista y es quien orquestó operaciones por cientos de millones de dólares para suministrar alimentos de mala calidad, destinados al programa estatal conocido como Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Y como eso no era suficiente, Saab también pasó a formar parte de otros negocios en suelo venezolanosç, dado que transó por el mundo el oro de Venezuela, la comercialización de su petróleo y la importación de gasolina iraní.

"Saab fue incluso la ficha por Maduro para comprar diputados, entonces de oposición, que le dieron la espalda al presidente encargado, Juan Guaidó, el 5 de enero 2020"

Portal Semana

Armando.Info reveló detalles del negocio de Saab

Dentro de este oren de ideas, el portal venezolano, Armando.Info, en 2017 reveló que a través de Group Grand Limited (empresa China que controlaba el millonarios suministro de los CLAP), tras un primer contrato con las autoridades venezolanas se obtuvo 340 millones de dólares.

En estas firmas además de funcionarios venezolanos estaba Alex Saab, su hijo Shadi Naín Saab Certain y el abogado barranquillero Javier Ernesto Betancourt Valle, excónsul de Colombia en Nueva York.

Esto provocó que Saab fuera el ojo de la justicia en varios países; sin embargo, estaba en su mejor momento y posición con el gobierno venezolano.

Millones de dólares de las firmas con Maduro

Cabe destacar que, en los primeros años de la presidencia de Maduro, la trama de empresas de Saab acumuló unos 120 millones de dólares provenientes de las asignaciones de divisas preferenciales en la denominadas “subastas Sicad”. Otros 125 millones de dólares correspondientes a contratos para la venta de materia prima a granel, como maíz, trigo o soya (la precuela del CLAP). A estas cifras se le añade 4.000 millones de dólares para la explotación petrolera con la fantasmal Trenaco, de la cual estuvo al frente el empresario colombiano Carlos Gutiérrez Robayo.

Pero la familia presidencial venezolana también se juntó con Saab en otro proyecto que representó 100 millones de dólares contratado por la Fundación Propatria 2000, institución adscrita al despacho de la Presidencia, justamente cuando la dirigía uno de los hijos y el sobrino de Cilia Flores, la esposa de Nicolás Maduro.

"La relación de Saab con Flores, los chamos y Malpica fue clave para que Saab y Pulido accedieran a funcionarios del Gobierno de Venezuela. Esto les permitió pagar los sobornos y comisiones ilícitas, un requisito para obtener contratos públicos. Los Chamos también recibían comisiones ilícitas de sociedades de Saab a cambio de contratos gubernamentales"

Departamento del Tesoro.

2016 - 2018

Solo entre 2016 y 2018, cuando el país vecino ya estaba sumergido en un colapso económico, la red de Alex Saab obtuvo contratos por unos 1.500 millones de dólares a nombre de Group Grand Limited, la registrada en Hong Kong, y Asasi Food Fze, inscrita en Emiratos Árabes Unidos. Además de los alimentos para los CLAP, esas compañías firmaron acuerdos con la administración de Maduro para suministrar medicinas, repuestos y hasta juguetes.

Captura

Días antes de su viaje a Irán, la Interpol ya había impuesto una orden azul en contra de Alex Saab,  donde facilitaba su aprehensión. Sin embargo, esto no le impidió abordar el Bombardier Global 5000 con matrícula T7-JIS desde Caracas, su jet privado.

Tras su captura, el oficialismo y el abogado contratado en Cabo Verde anuncian una pelea hasta la Corte Constitucional de ese país para evitar la extradición a Estados Unidos.

Bethania García
Periodista
Públicado: domingo, 21/06/2020 - 07:33 PM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *