Cuando Trump y Fedecámaras coinciden

Cuando Trump y Fedecámaras coinciden

¿Ignoran o se hacen los locos los comerciantes e industriales de la patronal que desde el año pasado Nicolás Maduro eliminó los controles de cambio y facilitó importar y exportar productos por nuestras aduanas?

Entre los políticos venezolanos el dicterio más popular de estos días es “traidor a la patria”.

Ofensa o humillación que dependiendo del lado de la calle donde tiene asiento el insultador… puede ser aliñado con “apátrida” o “sirviente de chinos, rusos y cubanos”.

Este último insulto ahora añade a los iraníes como blanco de la carencia de ofertas en positivo.

Armándose de paciencia es posible escuchar las afrentas originadas en reales o supuestas traiciones a la patria que unos y otros lanzan sobre el adversario… en ese caso se encontrará que si bien los enlodadores no aportan pruebas de la “traición” como tal… en general los indicios si están bien fundamentados.

Desde la barrera del gobierno señalan a diputados de la oposición que sin rubor alguno han viajado a sus comederos de Miami –el destino puede ser Madrid o Bogotá- para pedir que organicen otros gobiernos una invasión al suelo patrio. Y que a consecuencia los ejércitos invasores les nombren “interinos”.

Desde la oposición y apenados por la conducta de esos diputados mayameros, más bien señalan que los gobiernos bolivarianos por malas pagas “nos vendieron” a los chinos, a Rusia,  Cuba y los iraníes… es decir que Hugo Chávez y Nicolás Maduro convirtieron Venezuela en una sociedad en comandita donde los accionistas son quienes nos prestan dinero, facilitan las armas… o educan a los bolivarianos en el “know how” que les evitará la afrenta de que merced a una “revolución de color”, dirigida desde el extranjero… los derroquen.

 

¿Patria?

¿Bien… pero qué significa patria en estos días?

¡La palabra como todo ha evolucionado desde cuando ni se soñaba la internet y las patrias tomaban forma en los albores del siglo XVI de la era cristiana!

Y para demostrar esta tesis pongo un ejemplo que no será rebatido ni por los unos ni por los otros: Digamos don Juan Carlos Escotet.

El banquero según Forbes es el venezolano más rico… pero según una publicación española… que saca a la luz los intríngulis de una compra o fusión que Escotet adelanta en Galicia… es un español-venezolano  nacido en Madrid.

Para un pobre de solemnidad que a mediados del mes espera con intranquilidad la llegada de su caja CLAP… tener doble o triple nacionalidad es algo impensable y quizás aberrante… por lo que ni siquiera se preocupa.

Pero para un banquero que ha financiado las peripecias electorales de Henrique Capriles… es vital poseer varios pasaportes… como el señor Saab.

Las patrias en realidad son cual acordeón que se estira y encoje si uno ve las cosas con la perspectiva de la historia o si no se están buscando votos.

 

De Gaulle

Por algo el general De Gaulle, un gran nacionalista francés, respondió tajante una pregunta en la que una periodista le inquiría sobre posibles guerras contra Alemania en el futuro: “es posible una nueva guerra… pero será civil porque ya Alemania y Francia forman una sola Nación”.

En tiempos más recientes la patria fue unidad de progreso cuando Europa comenzaba a salir del horror medieval… que por cierto y a guisa de la pandemia parece que los megaricos actuales quieren revivir.

Tiempos aquellos caracterizados por una sociedad empobrecida si se la compara con lo que fue el imperio romano en sus mejores días, que la precedió.

Medioevo donde unos cuantos vivían lo suficiente bien…. digamos el emperador, los reyes, hasta llegar al conde y el marqués… sin olvidar los militares y los clérigos desde el Papa… hasta el curita que compraba sin pagar.

Ese concepto de patria creció después de la caída del imperio soviético hasta hacerse global… pero… ahora los países que se hicieron ricos merced a un comercio internacional más o menos libre… reculan.

Comenzando por míster Trump –por cierto menos rico que Escotet- quien promete construir muros y “hacer de nuevo la América Grande”.

¡Bravo!… ese tema gana votos y quién sabe si el catire repite pero “hacer de nuevo la América Grande” tiene sus bemoles.

 

 

¿Han pensado los que aplauden las bravatas del Presidente yanqui que si bien es posible… tardarán unos años volver a convertir los Estados Unidos la gran fábrica del mundo… como lo fue a partir de 1945 cuando dominaban un planeta unipolar… más o menos hasta los años setenta del siglo pasado… aún bajo ese supuesto todos los cachivaches que hoy día se fabrican en la China… costaran mucho más si se elaboran en USA?

Los yanquis

¿Está dispuesto el electorado yanqui tan patriota a pagar ese costo?

Los Estados Unidos fue un gran ejemplo de trabajo y libertad continuos: El pueblo estadounidense trabajó como el que más debido a que en USA al principio había tierras de sobra… baratas… y hasta las piedras saben que antes de la primera revolución industrial… la tierra era el valor más apreciado.

El cow boy que trabajaba duro sin mayores lujos que no pasaban de emborracharse en la cantina del pueblo… donde siempre había mesas de juego y prostitutas que hacían olvidar la soledad… ese personaje ya no existe.

Pero en un mundo mediático el mensaje irresponsable de Trump… pega… y cómo.

¡Lo que nos lleva a la paradoja de que hoy día el paìs capitalista… es China… y el que marcha hacia más socialismo es USA!

Pero no son los gringos los únicos confundidos: ¡Fedecamaras pide que los dejen importar gasolina!

¿Ignoran o se hacen los locos los comerciantes e industriales de la patronal que desde el año pasado Nicolás Maduro eliminó los controles de cambio y facilitó importar y exportar productos por nuestras aduanas?

¿Pretenden esos empresauros que les den un cupo en dólares de lo poco que se exporta en oro y hasta en carne de res?

Buen tema para ver qué clase de diputadetes se han postulado…

Domingo Rangel
Periodista
Públicado: domingo, 20/09/2020 - 06:32 AM
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *