Corrupción en el deporte venezolano desde 2014

Corrupción en el deporte venezolano desde 2014

Durante la espera de los torneos nacionales, las noticias deportivas son fusionadas con presuntos hechos de corrupción

En 2014 surgió la corrupción en el deporte venezolano en una serie de grupos focales con varios atletas y profesionales de diferentes disciplinas, luego de que la Comisión Nacional de Administración de Divisas (Cadivi) distorsionó las prácticas de los deportistas que intentaron alistarse en torneos internacionales, sostuvo el artículo de Caracas Chroincles, llamado “Chavismo Drops the Ball: Sports on the Brink”.

En el mismo, se explica cómo por medio del sector deportivo,  «los casos flagrantes de corrupción también aparecieron en el ojo público», dado a su asignación de divisas preferenciales a conductores de autos de carrera -que incluyen una dotación de 66 millones de dólares-, y el caso de un funcionario del Instituto Nacional de Deportes (IND) que fue atrapado entrando a Bulgaria con una maleta llena de más de medio millón de dólares en efectivo.

Corrupción en el deporte venezolano

A su vez, el artículo destacó que el reciente arresto del presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, Jesús Berardinelli, muestra cómo sin importar la disciplina, se dan los fraudes y malversación de fondos en la Federación. En este se acentuó el hecho que su anterior presidente, Rafael Esquivel, esté cumpliento con una condena en Estados Unidos.

Con todos los torneos en espera debido a la pandemia, las noticias deportivas locales se han fusionado con la sección del crimen.

"Los deportes funcionan como una metáfora de la sociedad y, en este momento en Venezuela, retratan cada vez más el deterioro perverso de nuestro tejido social. Con todos los torneos en espera debido a la pandemia, las noticias deportivas locales se han fusionado con la sección del crimen"

Chavismo Drops the Ball: Sports on the Brink

Liga Venezolana de Béisbol Profesional

Dentro de este orden de ideas, también es necesario mencionar a la confiscación por parte de la administración de Nicolás Maduro del equipo de la liga profesional de béisbol, Bravos de Margarita, como parte de las acciones contra las propiedades de Tobías Carrero, en relación con sus supuestas deudas con Venalum.

Asimismo, en febrero de 2019, Maduro ostentó haber obligado a los jugadores de los Leones del Caracas a jugar el segundo juego de la final, luego de que intentaron retirarse denunciado el asesinato de un manifestante en las protestas de ese año.

No obstante, a finales de año la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) declaró que dos equipos de la liga estaban fuera del alcance de las Grandes Ligas, debido a las sanciones contra cualquier compañía relacionada con el gobierno venezolano, estos son: Navegantes del Magallanes y Tigres de Aragua.

Liga Nacional de Baloncesto

Por su parte, la Liga Nacional de Baloncesto ha fracasado desde 2017, cuando el torneo de más de 50  juegos comenzó a reducirse a un torneo de 16, como resultado de dificultades económicas, disputas internas e influencia gubernamental.

Sin embargo, en 2019 la liga organizó un torneo corto y una curiosa variedad de otras competiciones, en medio de rumores de delincuentes que financiaron a algunos equipos.

Al final del informe, se estima que el deporte es bastante propenso a la corrupción, pero independientemente de ello, tienen que ganar en el campo. Además explican que la destreza del atleta y las habilidades seguirán siendo la clave y que esto se ha desvirtuado en las disciplinas venezolanas.

Bethania García
Periodista
Públicado: martes, 28/07/2020 - 03:15 PM
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *