Todo lo que debe saber de los NFT: Qué son y cómo funcionan

Se trata de Tokens únicos, invisibles y transferibles

Los Tokens no Fungibles (NFT, por sus siglas en inglés) son activos digitales que no se pueden reemplazar y es único en el mundo.

Al contrario de lo que ocurre con las criptodivisas, los NFTs no se pueden intecambiar entre sí, ya que no hay dos NFTs iguales.

La manera de comprobar que un Token es único será mediante un certificado intrínseco de estos activos alojado en el Blockchain. Además, todas las transacciones son autenticadas en el registro para conocer quién es el propietario del activo digital en cuestión.

Esto se consigue mediante un smart contract, o contrato inteligente, que además abre la posibilidad de comercializarlo.

¿Cómo se crea?

Para crear un NFT se debe certificar cual es la obra de arte, canción, gif o foto que quiera, luego deberá escoger el blockchain donde lo registrará. Después deberá seleccionar la plataforma donde se hará el proceso.

¿Cómo funcionan?

Los NFT son únicos, indivisibles y transferibles lo que facilita la interoperabilidad de estos activos en múltiples plataformas son los diversos estándares existentes, siendo el más utilizado el ERC-721, de Ethereum, y el más reciente el ERC-1155.

Para crear un NFT basta con usar plataformas como OpenSea o Mintable, donde el artista sube el archivo digital y crea un smart contract asociado.

Dónde almacenarlas

Las monedas digitales necesitarán ser almacenadas en wallets, es decir, monederos digitales. Lo mismo ocurre con las criptomonedas, como el bitcoin, las cuales se guardan en Internet a través de estas aplicaciones. Las más conocidas y usadas son las siguientes: Metamask, Enjin, Math Wallet, Trust Wallet o Alpha Wallet.

Ventajas y desventajas

Una de sus principales ventajas es la fiabilidad. La tecnología blockchain permite conocer la procedencia completa y los derechos de autor, incluso incluir información adicional que siempre será parte del código y, por tanto, inseparable de la obra. 

En cuanto a las desventajas, el principal factor es que son activos no tangibles. Además, hay una preocupación creciente por la cantidad de energía que consume el procesamiento de los activos digitales, en el caso de que esta no proceda de fuentes renovables.

Con información de Iberdrola

Lea también –  Cafeína: ¿Cuándo su consumo puede ser perjudicial?

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta