Conflicto de intereses en aguas venezolanas

Conflicto de intereses en aguas venezolanas

Las costas venezolanas se han visto revueltas por la navegación de embarcación de EE.UU e Irán

La costa de Venezuela se ha visto bastante movida en las últimas semanas no solo por los buques iraníes que han llegado a entregar gasolina a la nación, sino por la presencia de embarcaciones como la de Estados Unidos (EE.UU), como una manera de operatividad rutinaria; ambas acciones han generado un conflicto de interés en aguas venezolanas.

No obstante, la llegada de los primeros cincos tanqueros provenientes de Irán les pasó factura luego de casi un mes de su estadía en Venezuela, dado que, el miércoles 24 de junio, el Departamento de Tesoro de EE.UU, impuso sanciones a los capitanes de las embarcaciones de gasolina.

Mientras esto sucedía, pasaban dos cosas en las aguas de Venezuela: un sexto buque iraní se acercaba supuestamente con productos de alimentos y una embarcación de guerra estadounidense que “opera pacíficamente” en el mar Caribe.

Buques iraníes en aguas venezolanas

Los capitanes de los buques: Clavel, Petunia, Fortune, Forest, Faxon, fueron sancionados por el Tesoro por entregar gasolina a la administración de Nicolás Maduro, reiterando su apoyo al gobierno venezolano e invadiendo las normas estadounidenses.

Estos cinco tanqueros transportaron la suficiente gasolina para solo cubrir una demanda de aproximadamente 20 días; sin embargo, tras la estrecha relación de Venezuela e Irán, ahora se buscaba ir más allá, por lo que el 20 de junio se informó que arribaría un buque “Goslan”, pero esta vez de alimentos el pasado domingo 21 de junio a aguas venezolana, pero ni la embajada iraní ni el Estado venezolano han confirmado su llegada.

Maduro reclamó aguas internacionales del mar Caribe

Buque estadounidense en aguas venezolanas

El barco USS Nitze navegó por aguas internacionales del mar Caribe, que Maduro reclama como propias dentro de un marco de “operación de libertad de navegación”. No obstante, la propiedad estadunidense se mantuvo por fuera de las 12 millas que marcan las jurisdicciones venezolanas.

Asimismo, se reveló que estas actividades son rutinarias por partes de la Marina de EE.UU, misiones conocidas como Freedom of Navigation Operations (Fonops), que consisten en ejercer el derecho a la libre navegación en aguas internacionales de acuerdo con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar firmado en 1982, aún si un Estado reclama esas aguas como propias.

La coyuntura en esta ocasión es que desde comienzos de 2020 la presencia de buques de la Marina y la Guardia Costera de EE.UU ha aumentado en la zona del mar Caribe en el marco de la operación antinarcóticos lanzada por el presidente Donald Trump y que tiene el Cartel de los Soles, vinculados al gabinete de Maduro, como uno de sus principales objetivos.  

Reacciones

Oficialismo

Por parte del gabinete de Maduro, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, advirtió que si las embarcaciones estadounidense registra operaciones en las cosas venezolanas habrá una respuesta “contundente” de la Fuerza Armada Nacional (FAN), dado que a su juicio esto es un “acto de provocación”.

Se le suma el canciller oficialista, Jorge Arreaza, quien rechazó las sanciones de EE.UU contra los “aliados de Venezuela”, y aseveró que esto lo que busca en “perturbar la estabilidad y la paz de los venezolanos”.

Comando Sur

Desde la perspectiva estadounidense, la portavoz del Comando Sur, Amanda Azubuike, sostuvo que el barco USS Nitze navegó en el área fuera del territorio del país caribeño. Sin embargo, alegó que las actividades de la Marina estaban destinada a preservar la navegación marítima y que continuarán ejerciéndolo porque que es su “derecho a impugnar reclamos excesivos”.

El Comando Sur estadounidense, que dirige las operaciones militares de Estados Unidos en el Caribe, Centro y Sudamérica, dice haber realizado esta operación en el marco de sus operaciones antinarcóticos en la zona.

Sanciones

Tomando esto en cuenta, es necesario destacar, que Irán y Venezuela han fortalecido sus relaciones, dado que a pesar de las sanciones han hecho posible sus operaciones de un extremo a otro y por caminos bastantes rigurosos. Para ambas naciones las medidas estadounidenses son un “movimiento desesperado” en su contra.

Cabe recalar que, no solo las costas están siendo un factor para embarcaciones extranjeras, dado que tanqueros que transportan la producción de crudo venezolano están atrapados en alta mar, ante la negativa de refinadores alrededor del mundo en negociar con el país sudamericano por miedo a sanciones de EE.UU.

¿Las sanciones afectan? Sí, pero el conflicto no es basado en las sanciones, sino en cómo los buques han causado una coyuntura en el mar Caribe por la presencia y por las razones en las que se encuentran. Pese a las sanciones Irán sigue operando para Venezuela, mientras que EE.UU cumple con su alerta en el primer trimestre de 2020, de que vigilarían los movimientos de Venezuela.

Bethania García
Periodista
Públicado: jueves, 25/06/2020 - 02:56 PM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *