Conferencia Episcopal resalta “valiente labor” de los periodistas venezolanos

Conferencia Episcopal resalta “valiente labor” de los periodistas venezolanos

“Celebrar el día del periodista en la actual situación que vive nuestro país, más que un festejo es un homenaje”

A través de un comunicado la Conferencia Episcopal Venezolana felicitó a todos los comunicadores sociales en el marco del día nacional del periodista en Venezuela. En ese sentido resaltó “la misión que ejercen con entrega, compromiso y pasión”.

“Celebrar el día del periodista en la actual situación que vive nuestro país, más que un festejo es un homenaje a quienes, con trabajo y dedicación, llevan a cabo lo que esta loable profesión procura en medio de tantas dificultades: Difundir la Verdad”.

Reza el comunicado emitido por la Comisión Episcopal de Comunicación.

La Conferencia Episcopal destacó además que en circunstancias tan particulares como la venezolana, una comunicación “efectiva y veraz”es vital para el funcionamiento de una sociedad.

“Existe en la sociedad humana el derecho a la información sobre cuanto afecte a los hombres individual o socialmente considerados y según las circunstancias de cada cual” (Decreto Inter Mirifica, Concilio Vaticano II)”.

Resaltó también la labor del periodista venezolano en medio de un gobierno al que no le conviene que se divulgue información, en ese sentido asegura que los comunicadores en el país son “valientes que, movido por el deseo de informar, ese conocer sus derechos, e impulsado por el Espíritu que le anima a ir en búsqueda de la Verdad, se convierte en un profeta del hoy”.

Lea el comunicado completo a continuación:

Como los primeros cristianos, perseguidos por anunciar a Jesús resucitado, como la Buena Noticia de la humanidad, nuestros periodistas hoy también son perseguidos, censurados, limitados. Día a día se enfrentan con dificultades de toda índole, que van desde los cierres indiscriminados a medios de comunicación, censura y despidos injustificados, acoso, robo, destrucción de equipos, detenciones arbitrarias y agresiones físicas y verbales.

Pero Jesús nos ha dicho: «Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos» (Mt. 5, 10). Cada acto contrario a la libertad de expresión, no hace más que incentivar un espíritu que arde por la justicia, la solidaridad, la verdad y la paz. Con su voz, cada periodista venezolano anima la construcción de una sociedad más fraterna y humana, en la que predominen valores que nos hagan más hermanos, a ejemplo de las primeras comunidades cristianas.

Señala el Decreto Inter Mirifica más adelante: “El recto ejercicio de este derecho exige que, en cuanto a su contenido, la comunicación sea siempre verdadera e íntegra, salvadas la justicia y la caridad; además, en cuanto al modo, ha de ser honesta y conveniente, es decir, debe respetar escrupulosamente las leyes morales, los derechos legítimos y la dignidad del hombre, tanto en la búsqueda de la noticia como en su divulgación, ya que no todo conocimiento aprovecha, pero la caridad es constructiva (1 Cor 8, 1).

Amor por el prójimo mueve a los periodistas

Es eso lo que los periodistas venezolanos hacen vida día a día, esforzándose por llevar en cada noticia, la balanza de la justicia, la batuta de la moral. A nuestros profesionales les mueve el amor por el prójimo, por la sociedad, por el que sufre, el que padece, el que ve violentado sus derechos. Les motiva el profundo sueño de un país consolidado en la unidad, la honradez, la concordia y la libertad. 

Hoy por hoy, uniendo esfuerzos para dar fortaleza a los venezolanos, ante una difícil situación como lo es la pandemia por COVID-19, que intensifica la crisis social, política y económica que vive el país, los profesionales de la comunicación son los primeros narradores, los primeros portavoces de la esperanza, porque los comunicadores no solo son corresponsales sino también corresponsables de ese arte de «ayudar a mirar», para permitirnos percibir, sentir y presentir los signos y señales de un mundo mejor que ya está conectado y que halla en los medios la herramienta más adecuada para darse a conocer. 

Ejercen un periodismo capaz de narrar historias con una pluma que denuncia la injusticia, y anuncia la verdad, comunicando esperanza en nuestros tiempos; un periodismo al servicio del bien común, de profesionales que asumen su rol profético en medio de toda circunstancia. Un periodismo que escribe el primer borrador de la historia, que se comprende al mirar atrás y revisar los pasos que nos llevan al ahora. Un periodismo que nota a nota, da vistazos a la Verdad, a la Buena Noticia que nos ha sido revelada. 

 

Invitación a la constancia por parte de la Conferencia Episcopal

Este Día del Periodista, es una nueva invitación a la constancia, para que cada profesional de la comunicación, como profeta del ahora, no deje de narrar el fuerte anhelo de una Venezuela que trabaja por una sociedad más justa, más solidaria y más fraterna, y continúe escribiendo la historia de un país que no pierde la esperanza. 

Luis Herrera Guerra
Periodista
Públicado: sábado, 27/06/2020 - 12:58 PM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *