¿Cómo se vive el día nacional del periodista en Venezuela?

¿Cómo se vive el día nacional del periodista en Venezuela?

Comunicadores tras las rejas por un tweet, arbitrariedades e información oficial escasa son las limitantes que debe sortear un periodista para hacer su trabajo

En Venezuela se celebra el día nacional del periodista, aunque más que una celebración, sea un homenaje a los trabajadores de la comunicación que pese a las numerosas limitaciones que impone el gabinete de Nicolás Maduro para ejercer el oficio, continúan haciéndolo con la mayor dedicación y compromiso posible para mantener informada a la ciudadanía.

Venepress lo vivió en primera fila el pasado mes de diciembre cuando funcionarios del Sebin cerraron su oficina principal ubicada en Las Mercedes, sin embargo, el medio se mantuvo difundiendo la información del acontecer nacional sin censura pese a no contar con sede propia.

La orden fue firmada por el fiscal Jean Karin Lopez Ruiz y al respecto se pronunció el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) haciendo un llamado a la comunidad internacional para el repudio de lo que llamó un nuevo ataque de la dictadura contra los medios de comunicación independientes.

Equipos incautados

Asimismo los equipos de Venepress quedaron incautados dentro de la misma oficina, funcionarios del Sebin cambiaron las cerraduras de las puertas para que nadie pudiese ingresar a las instalaciones. Aquél 18 de diciembre los funcionarios alegaron un presunto financiamiento por parte de los dueños del medio al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, sin embargo no pudieron encontrar ninguna prueba que confirmara el vínculo.

Sobran los ataques a la prensa

El ataque más reciente por parte del régimen de Maduro fue contra los periodistas Mimi Arriaga y Marco Antoima, ambos detenidos por funcionarios del Cicpc tras ser señalados de ser los responsables de las cuentas anónimas @VVsincensura y @VVperiodistas en la red social Twitter.

“A Mimi Arriaga y Marco Antoima les imputaron delitos previstos en la inconstitucional ley del odio. Se trata pues de la justicia al servicio de la burocracia del régimen que no le gusta ser escrutada por los periodistas y por la opinión pública”.

SNTP
periodistas

El secretario general del Colegio Nacional de Periodistas, Edgar Cárdenas condenó que a ambos se les violara el derecho al debido proceso y a la presunción de inocencia y aseveró que esto forma parte de una campaña para evitar que los periodistas difundan información de lo que sucede en Venezuela.

Cinco días después de su detención los comunicadores fueron excarcelados y además el tribunal 47 de Control les impuso medidas de arresto domiciliario, prohibición de salida del país y los censuró al impedir publicar mensajes en sus redes.

Ley contra el odio

Esta ley fue aprobada por la inconstitucional Asamblea Nacional Constituyente en 2017 con el propósito de “castigar los delitos de odio, la intolerancia en todas sus formas de expresión y que se acaben definitivamente”. Según palabras del propio Nicolás Maduro. La ley establece penas de 20 años de cárcel, cierre de medios de comunicación y multas a empresas y medios electrónicos, entre otras sanciones.

Twitter genera temor en la cúpula de gobierno

Otro de los casos más recientes de censura en contra de la prensa fue la detención del periodista Darvinson Rojas quien fue imputado por instigación al odio e instigación pública tras publicar un tweet relacionado con el número de casos positivos por COVID-19 en el país.

En total nueve personas (no solo periodistas) fueron detenidas por cuerpos de seguridad por publicar información referente al coronavirus en el país, según dio a conocer Espacio Público.

Esta situación ha sido denunciada a nivel internacional por organizaciones como Human Rights Watch y el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ).

La noche del 21 de marzo aproximadamente 15 funcionarios de las FAES lo sacaron de su casa, ubicada en Mamera, de manera arbitraria y sin orden judicial. Esa noche también se llevaron detenidos a sus padres, Mirian Sánchez y Jesús Rojas, a quienes liberaron una hora después. 

Los uniformados alegaron que no necesitaban orden de allanamiento, así denunció el periodista a través de su cuenta de Twitter, antes de que lo arrestaran. “Mi jefe va a venir y no va a venir por las buenas”, dijeron los funcionarios, según escribió el periodista un tuit.

“El fiscal dijo que utilicé mi cuenta para publicar información falsa con respecto al COVID-19, para generar desestabilización y pidió privativa de libertad. Querían saber quién era la fuente y yo la dije sin problemas porque era una fuente pública, eran Héctor Rodríguez y otros alcaldes”.

contó Rojas a Crónica.Uno.

Cifra del COVID-19 generó la detención

Darvinson sumó las cifras de casos positivos por coronavirus que habían dado diferentes autoridades y se percató de que arrojaban un número mayor del que estaba informando el gobierno de Nicolás Maduro.

Rojas estuvo 12 días detenido injustamente en el comando de las FAES ubicado en Caricuao, sus padres estuvieron un día buscándolo hasta dar con su paradero, finalmente fue excarcelado el dos de abril, aunque se conoció que la boleta de excarcelación tenía fecha del 31 de marzo, dictada por el tribunal 23 de Control.

Asimismo el periodista estuvo casi dos semanas en dicho comando, ahí durmió en un colchón en el piso dentro de una oficina, que tenía una mesa y dos sillas. Lo custodiaban uno o dos funcionarios. 

FAES

El miedo y la autocensura

Por su parte para la secretaria general del Colegio Nacional de Periodistas, «el Gobierno busca infundir miedo a los periodistas para que en los medios se imponga la autocensura».

"Muchos periódicos han tenido que cerrar por la falta de papel y hay cadenas de televisión que se encuentran de la noche a la mañana con que no se les renueva la licencia"

indicó Canelón para BBC Mundo.

A los invitados a los programas de radio y TV en Venezuela se les suele recordar antes de que salgan al aire que hay palabras prohibidas, como «régimen» o «dictadura», que no pueden pronunciar.

«El trabajo de la prensa se ve cada vez más restringido, más limitado el poder mostrar la información tal y como es, hay que cuidar muy bien las palabras para no vernos metidos en un embrollo que nos cueste la carrera, que nos cueste la vida porque en Venezuela todo es un riesgo». Dijo Leonaibet Díaz, periodista de VPI.

Venezuela ocupa el puesto número 147 en el Índice Mundial de Libertad de Prensa que cada año publica la organización Reporteros Sin Fronteras, que afirma que Maduro «persiste desde 2013 en intentar silenciar a los medios independientes» y refleja que los periodistas en Venezuela se enfrentan a detenciones arbitrarias, a la violencia de las fuerzas de seguridad y a frecuentes bloqueos de internet.

Día nacional del periodista venciendo el miedo

De igual forma, en el marco del día nacional del periodista, es notable recordar que salir a cubrir una pauta se ha convertido en un desafío psicológico para los periodistas en Venezuela, ya no solo son las denominadas «de alto riesgo» como manifestaciones o materia de sucesos, una sesión de la Asamblea Nacional podría terminar en violencia si allí intervienen los denominados colectivos.

He tenido pautas en situaciones de conflicto y por supuesto que he sentido temor de ser agredida o de que vayan a haber arremetidas, pero una vez que decidimos trabajar en esto, debemos estar conscientes que esas son cosas que van a pasar. Indudablemente nos enfrentamos a un sistema totalmente violento que no entiende de respeto, ni de tolerancia ni de derechos, al ver ese contexto, podemos saber a qué nos estamos enfrentando".

Leonaibet Díaz, extrabajadora de Venepress

Persecución continuada

Desde el cierre de Radio Caracas Televisión (RCTV) en el año 2007 por el entonces presidente Hugo Chávez, el cierre de medios se ha vuelto tarea habitual de la administración Maduro en un intento por tapar las atrocidades que se ejecutan a diario.

La salida de canales internacionales como NTN24, Caracol, CNN sumado al cese de operaciones de Directv en Venezuela limitan aún más la capacidad de las personas de estar enteradas del acontecer nacional, además vulneran el derecho a estar informados.

Es notable la labor de los periodistas venezolanos que en medio de estas limitaciones y amedrentamientos por parte del régimen de Maduro, realizan el esfuerzo de hacer periodismo, según el escritor Gabriel García Márquez: “la mejor profesión del mundo”.

¡Felíz día nacional del periodista!

Luis Herrera Guerra
Periodista
Públicado: sábado, 27/06/2020 - 09:25 AM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *